El Magrama compromete un Decreto de Sequía que paliará la sequía de Murcia y Valencia

0
7

      "Pero -ha agregado- todavía quedan más de 200 hectómetros cúbicos a trasvasar desde la cabecera del Tajo y, aunque la situación empieza a ser difícil no es absolutamente insalvable"

     Por lo tanto, este decreto "va a colaborar para sacarnos momentáneamente del apuro que tenemos", pero, según Garre, los "grandes pasos" son continuar luchando para conseguir la planificación hidrológica nacional y hacer especial hincapié en el recrecimiento de Camarillas, dos cuestiones que pueden ser "definitivas a largo plazo"

     Así, ha apostado por una "experiencia piloto" en la Cuenca del Segura, donde se dan las condiciones necesarias para poder paliar este déficit: "somos capaces de reutilizar más de 100 hectómetros cúbicos de agua, tenemos la desalación por 250 kilómetros de costa, varias desalinizadores que pueden aportarnos agua y un memorándum que nos aporta agua del Tajo".

El aumento de la capacidad del Pantano de Canarillas podría ser una solución


     Además, Garre ha destacado que el Pantano de Camarillas puede almacenar 200 hectómetros cúbicos de agua y que aumentarlo "podría suponer un avance definitivo para resolver ese déficit estructural que mantenemos en la cuenca", por lo que se ha mostrado satisfecho con que Tejerina esté "tan sensibilizada con este recrecimiento y se muestre predispuesta a estudiarlo seriamente",

     Por su parte, Fabra ha insistido en que existe una "preocupación" por cubrir este déficit y que "aunque se ha avanzado mucho durante estos años, hay que ir profundizando de forma permanente" y ha abogado por el consenso y el diálogo entre las dos comunidades y el ministerio para lograr un acuerdo en el Júcar-Vinalpó que "estamos muy cerca de conseguir".

     Además, ha resaltado que lo principal es "aportar agua a nuestros campos", y para ello, además de las medidas de ambas comunidades, "necesitamos tener un Sistema Integral Nacional del Agua donde podamos resolver las carencias a corto o medio plazo".

     Garre ha insistido en que la gestión del agua es el principal problema de la región murciana y uno de los principales de Almería y de parte de la Comunidad Valenciana, porque "prácticamente no llueve mucho y dependemos mucho de los trasvases".

     Ha añadido que la ministra está "muy sensibilizada" con el problema de "las pertinaces sequías que continuamente nos acechan" y que se ha mostrado "dispuesta a ponerle término y a sacar inmediatamente el Decreto de Sequía".

     Sin embargo, ha recordado que los plazos van siempre con los presupuestos y que en el presupuesto del año que viene ya se debería contemplar una partida, aunque "no sólo para contemplarla sino para ejecutarla".