El Magrama destina 3,6 millones para paliar los daños la crecida del Ebro en La Rioja

0
2

       Todos ellos han podido observar la magnitud de la crecida del Ebro en el entorno de Alfaro, en una franja de terreno de varios kilómetros, gracias a un "dron" con una cámara incorporada, que ha sobrevolado la zona durante la visita.

     García Tejerina y Sanz se ha reunido con alcaldes y agricultores de las zonas afectadas y la ministra ha explicado que si una vez evaluados los daños fuera necesaria una partida superior a los 3,6 millones de euros, se habilitará, dado que esta avenida del Ebro es la mayor desde que hay datos históricos.

     La ministra, en declaraciones a los periodistas, ha asegurado que desde finales del pasado mes de enero, cuando comenzaron las "avenidas" del río Ebro, ha estado informada "puntualmente" de la situación en La Rioja.

Una cantidad "abierta" a la espera de conocer todos los daños


     Por eso, ya se ha preparado un Decreto Ley que aprobará el Consejo de Ministros el próximo día 6 para "indemnizar las situaciones susceptibles de ser indemnizadas" con esa partida inicial de 3,6 millones de euros.

      Ha detallado que este Real Decreto tendrá un carácter "abierto" porque "hay que entrar a valorar y evaluar los daños", ya que, "más allá de lo que se apruebe, habrá que trabajar para devolver la situación a la normalidad".

     También ha explicado que ya hay personas de la empresa pública Tragsa trabajando sobre el terreno en zonas inundadas, pero, "tal y como está el Ebro, no se pueden reparar muchas zonas".

     García Tejerina ha insistido en que la situación vivida en las últimas semanas es "extraordinaria" porque "no existe en la historia un registro de un momento así", en el que se han sucedido "lluvias que no nos han dado tregua, nevadas y deshielo" y "el suelo no tiene más capacidad para absorber agua".

Dragar el río es "una de las opciones" que hay


      Respecto a la posibilidad de dragar el cauce del río, ha reconocido que es "una más de las soluciones que hay acometer" y, por eso, el Decreto que se aprobará el viernes incluirá medidas de limpieza del cauce, que serán continuación de las hechas en 2013 y 2014, ha dicho.

      "Una vez que se vaya toda este agua, se hará una nueva evaluación del río porque con estas inundaciones ha cambiado y hay que ver qué zonas nuevas de protección hay que hacer, qué zonas viejas hay que proteger y qué zonas hay que limpiar", ha explicado.

     En esta misma línea, ha considerado que es posible que existan zonas en las que haya que "retranquear" el cauce del Ebro, que" ha cambiado y ahora no sabemos cómo, porque hay que conocer la nueva realidad del Ebro".

    Ha defendido la importancia de las obras hidráulicas de regulación en los cauces de los ríos, ya que "si se hubiera hecho antes, la situación sería otra".

      Ha puesto como ejemplo a las presas de Yesa, Itoiz y Enciso, que han restado 800 metros cúbicos por segundo de caudal al Ebro, lo que demuestra, a su juicio, que "las obras hidráulicas son necesarias para el medio ambiente y para la vida de los ciudadanos".