El Magrama, obligado a transferir fondos del Programa de Apoyo al Vino al pago único

0
8

      Así, España decidió en junio de 2008, cuando se comunicó el Programa de Apoyo 2009-2013 a la Comisión Europea (CE), conceder derechos a viticultores vinculados en un periodo de referencia a la elaboración de mosto no destinado a la vinificación y a la destilación de alcohol de uso de boca, según ha recordado el Gobierno.

      Una decisión amparada en la posibilidad que daba el Reglamento de regulación del mercado del vino aprobada en 2008, de asignar derechos de pago único a viticultores, según ha matizado.

La CE ratifica que esos pagos se deben asignar de forma definitiva


      Ha señalado que la decisión que se tomó en 2013 de mantener definitivamente los 142 millones de euros en el régimen de pagos directos en lugar de dejarlos en el Programa de Apoyo "ha venido marcada por las decisiones tomadas por el anterior Gobierno".

     Ha añadido que la Comisión Europea confirmó en respuesta a una consulta realizada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que los derechos asignados a los viticultores en 2009 y 2010 "se asignan de forma definitiva y no es por tanto posible detraer sus importes y recuperar el sobre para incluirlo de nuevo en el Programa de Apoyo".

     Ha reiterado que "el precedente de asignar derechos de pago único en el pasado a unos viticultores, ha influido en la decisión de mantener los 142 millones necesarios para el pago de esos derechos".

No hacerlo en pago único obligaría al resto de agricultores a asumir su coste


     "El no mantenimiento en el régimen de pagos directos de esos fondos, obligaría a soportar por el resto de agricultores los pagos de los mismos, viendo disminuidas sus ayudas", ha apuntado el Gobierno.

      Ha recordado que Grecia, Luxemburgo, Reino Unido y Malta han decidido mantener los fondos trasferidos en el régimen de pago único.