El Manejo Forestal ha permitido a las comunidades mejicanas mejorar su calidad de vida

0
9

Semarnat.-La Semarnat, a través de la Comisión Nacional Forestal, informa que gracias al aprovechamiento y manejo sustentable de tres mil 492.25 hectáreas de bosque, la comunidad de Ixtlán de Juárez, en la Sierra Norte de Oaxaca, continúa realizando inversiones en su estructura productiva para fortalecer su capacidad competitiva y de comercialización, con el fin de generar beneficios sociales y económicos que se reflejan en el bienestar de sus más de siete mil pobladores.

Juan Rafael Elvira Quesada, Secretario de Medio ambiente y Recursos Naturales, indicó que la estructura social y económica de esta comunidad es un ejemplo a nivel nacional. Esa labor forestal permite a sus integrantes invertir en obras sociales que benefician a sus habitantes, y también realizar el reparto equitativo de las utilidades obtenidas entre los comuneros.

Ixtlán de Juárez se caracteriza por mantener separadas sus diversas actividades en empresas comunitarias bajo su control: una gasolinera comunal, proyectos productivos de ecoturismo, autotransportes, venta de madera y muebles; además de crear empleos permanentes en un aserradero. Todas estas instancias rinden cuentas al Comisariado de Bienes Comunales y su Consejo de Vigilancia.

Entre las cifras que maneja este proyecto están el volumen cosechado de pino que anualmente oscila entre 20 mil y 22 mil m3 de rollo-tabla-árbol, y cuyo principal proveedor de madera de la Unidad Comunal Forestal, Agropecuaria y de Servicios es la Unión Forestal Santo Tomás Ixtlán, a la cual se le pagan mil 250 pesos por m3 de trozo primario y 900 pesos por m3 de trozo secundario.

La comunidad serrana de Ixtlán ha logrado tales éxitos mediante la conservación de sus recursos naturales, por lo cual el Comisariado de Bienes Comunales, el Consejo de Vigilancia y el grupo de guardabosques mantienen los esfuerzos de vigilancia y protección de la cubierta vegetal.

Elvira Quesada recordó que la situación de los bosques en México antiguamente se identificaba por la pobreza de sus habitantes. Por ello, a partir de la segunda mitad de los años noventa, el gobierno mexicano orientó sus políticas a la promoción del manejo forestal sustentable, de forma tal que paralelamente se evitara la destrucción de los ecosistemas forestales y mejoraran las condiciones de vida de los propietarios de la tierra.

Expresó la importancia que ha adquirido el programa ProÁrbol que desde 2007 tiene el objetivo de fomentar e incentivar la conservación, protección y restauración de los recursos forestales, así como el aprovechamiento ordenado y sostenible de los mismos. Al respecto, añadió que del total de ejidos y comunidades existentes, ocho mil 928 poseen superficies cubiertas por bosques y selvas, y de estos se calcula que tres mil 56 ejidos tienen su principal fuente de ingresos en las actividades relacionadas con estos recursos.

Ixtlán de Juárez es una comunidad zapoteca que se localiza en la Sierra Norte del estado de Oaxaca, dentro del municipio y distrito del mismo nombre. La tenencia de la tierra es comunal y abarca 19 mil 310 hectáreas, propiedad de 384 comuneros.

Este domingo 17 de marzo se llevará a cabo la Jornada Nacional de Reforestación Social 2011, la cual busca contribuir a la conservación de los recursos forestales de México y crear conciencia de lo importante que es cuidar nuestros bosques y selvas y aprovecharlos de manera sustentable para el desarrollo de las comunidades, como en esta ocasión lo demuestran los pobladores de Ixtlán de Juárez.