El MARM apuesta por un equilibrio entre la agricultura familiar territorial y la productiva de mercado

0
11

MARM.-Jesús Casas ha subrayado la necesidad de incorporar el nuevo paradigma territorial a la perspectiva de diseño de las políticas agrarias, destacando la importancia del territorio como escenario vital par el desarrollo de los sectores

El Director General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural del MARM, Jesús Casas, ha participado hoy en la inauguración de la IV Conferencia Mundial de Agricultura Familiar, que bajo el lema “Alimentar el mundo. Cuidar el planeta", se ha iniciado hoy en Bilbao organizada por el Foro de Agricultura Rural, donde ha resaltado la necesidad de conjugar la agricultura familiar territorial con la productiva de mercado, subrayando su carácter complementario para la creación de riqueza.

En este sentido el Director General ha destacado la potencialidad de la agricultura familiar y su papel básico en el desarrollo del territorio y a escala mundial en la lucha contra el hambre y la pobreza.

En relación con ese apoyo al territorio Jesús Casas ha incidido en la necesidad de incorporar el nuevo paradigma territorial a la perspectiva de diseño de las políticas agrarias, señalando que lo importante es el territorio en tanto que escenario vital que permite que se desarrollen y potencien los sectores, añadiendo en ese sentido que toda perspectiva sectorial tiene que estar modulada por una visión territorial y por una incorporación ya desde el diseño de los actores territoriales.

“Esto es en esencia, ha explicado el Director General, lo que llevamos haciendo en estos últimos años, y que conforma el núcleo de aplicación de la Ley para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural, cuya puesta en marcha es la principal innovación en la política rural española de los últimos 20 años, además de un ejemplo para el mundo, tal y como reconoce la propia FAO y la OCDE”.

También ha abordado Jesús Casas la relación del mundo rural y la actividad agrícola con el medio ambiente, indicando que no es una obligación impuesta, sino una necesidad, ya que las cuestiones ambientales son un elemento estructural. “Por ello, ha señalado, es necesario interiorizar el respeto ambiental en todas las políticas sectoriales, con normalidad, y esa interiorización pasa por devolver protagonismo a los actores locales, partiendo del principio de que el medio ambiente tiene que ser un patrimonio a gestionar por todos”.

En esta línea el Director General ha planteado la necesidad de cerrar el círculo de la sosteniblidad, haciendo referencia al flujo de bienes y servicios inmateriales, bienes públicos y externalidades positivas, que aportan los agricultores y ganaderos, que benefician a todos y que no se reconocen, destacando en este aspecto las aportaciones del recientemente aprobado Real Decreto sobre contrataos territoriales “es un paso conceptual importantísimo, y creo que vamos a ser un referente europeo en ese sentido. Hay que ponerlo en valor, ha añadido, porque solo así conceptos como custodia del territorio, responsabilidad ambiental, compensaciones por bienes públicos cobra su verdadera dimensión”.

En este foro sobre la agricultura familiar Jesús Casas ha hecho referencia también al importante papel de las mujeres rurales. “Si no hay mujeres, no hay territorio” ha subrayado el Director General, haciendo referencia a su contribución a la vertebración del territorio, resaltando igualmente la necesidad de terminar con la discriminación de género por una cuestión de ética humana y de solidaridad, objetivo primordial de la Ley de titularidad compartida que ha sido aprobada recientemente.