El MARM edita un plano del Camino Natural del Río Guadalaviar (Teruel)

0
6

MARM.-El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, ha publicado el plano explicativo del Camino Natural del Río Guadalaviar, en Teruel, con la cartografía necesaria para realizar su recorrido y las recomendaciones para aprovechar esta experiencia. Esta publicación forma parte de la Guía de los Caminos Naturales de España, que el MARM está incluyendo como separata coleccionable en su revista “Desarrollo Rural y Sostenible”.

El Camino Natural, de casi 5 kilómetros de longitud, recorre el cañón del río Guadalaviar desde la antigua y pequeña aldea de San Blas, convertida hoy en uno de los barrios de Teruel. La ruta, recientemente rehabilitada, atraviesa el trayecto que el río ha esculpido entre las rocas, en una zona que cuenta con la presencia del águila real, alimoche y buitre leonado. El recorrido termina en el Embalse del Arquillo.

El punto de partida de este Camino Natural se sitúa en las afueras de San Blas y sin cruzar el río, el recorrido callejea entra las última casas hasta llegar a una explanada donde hay un panel informativo junto a los restos de un antiguo molino. Un vado de piedras sobre el río permite cruzar a la otra orilla y acercarse hasta un manantial con dos caños, conocido como “La fuente de la señorita”.Pasarelas y escalinatas se cruzan a lo largo de todo el trayecto y facilitan que se pueda caminar por encima del río.

A la altura de la mitad del camino se presenta una bifurcación donde es posible tomar dos rutas distintas. La primera continúa mediante una fuerte subida en zigzag hacia el borde de un cañón, para llegar a una plataforma que permite penetrar en la garganta rocosa, donde todavía se conservan los restos de una pequeña presa medieval. El tramo termina en una pradera más abierta, donde hay un espacio que no está cubierto por el agua.

La segunda alternativa conduce hasta la llanura fluvial subiendo a través de una paramera. Desde aquí se contempla una panorámica de Teruel rodeado por laderas cubiertas por sabinas, y las llanuras de la cumbre con cultivos cerealistas. A la izquierda hay un mirador, y a la derecha una senda que bordea el cañón. El Camino Natural desciende hacia el río por una larga escalinata que lleva a una pradera donde coinciden el trayecto que procede de la garganta y el de la paramera, y continúa por una sucesión de ocho puentes de madera.

Finalmente, la ruta llega hasta la presa del embalse del Arquillo de San Blas, desde donde se puede disfrutar de unas excelentes vistas del embalse y del sabinar situado en la otra orilla, declarado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

Desde 1993, el Programa de Caminos Naturales del MARM tiene como objetivo la recuperación de antiguas infraestructuras como las líneas del ferrocarril, vías pecuarias y caminos tradicionales, para el uso y disfrute del ciudadano. Además lo Caminos Naturales, se integran en la Red Nacional de itinerarios autorizados que impulsa el MARM.

La finalidad de esta iniciativa es lograr que el ciudadano se acerque al medio rural para descubrir la biodiversidad y el patrimonio natural, así como dar a conocer los pueblos, monumentos, tradiciones y gentes que componen el paisaje natural de España.

La construcción de Caminos Naturales, en la que el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino viene trabajando desde hace más de quince años, a través de un programa específico, constituye una iniciativa que permite no solo ofrecer a la población un especial atractivo para su contacto con la naturaleza y con la salud, sino que además supone un impulso al desarrollo rural sostenible, potenciando la diversificación económica y la dinamización social del medio rural, permitiendo llegar a aquellas áreas cuyo acceso por otros medios resulta complicado.