El MARM resalta el papel de la pascicultura en mejorar la calidad de vida del medio rural

0
48

MARM.-El MARM resalta el papel del sector investigador de la pascicultura en la mejora de la calidad de vida y el desarrollo del medio rural

El Director General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural del MARM ha subrayado a necesidad de asegurar la conservación de los habitats naturales y seminaturales en un nuevo contexto de uso racional del territorio y de preservación del paisaje

Jesus Casas también ha destacado la conveniencia de mantener la continuidad de una producción de pasto de calidad “tanto como recurso para fitófagos terrestres, como en su condición de base alimenticia, para asegurar una producción ecológica en consonancia con el territorio”

El Director de Desarrollo Sostenible del Medio Rural del MARM, Jesús Casas, ha participado hoy en la 50ª reunión científica que celebra la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos (SEEP), en Toledo, bajo el lema “Pastos, paisajes cultures entre tradición y nuevos paradigmas del siglo XXI”, donde ha resaltado las numerosas comunicaciones científicas presentadas en este foro para su debate, “lo que supone un fiel reflejo de un sector investigador activo, que mantiene perfectamente viva la curiosidad científica sobre el conocimiento de la pascicultura y sus progresos técnicos, lo que redundará en una mejora del conocimiento de labores fundamentales, para la mejora de la calidad de vida en el medio rural y su desarrollo sostenible”.

En su intervención Jesus Casas ha destacado varios elementos esenciales para entender el papel de la pascicultura en el nuevo paradigma del desarrollo rural, como la necesidad de asegurar la conservación de hábitats naturales y seminaturales en un nuevo contexto de uso racional del territorio y preservación del paisaje, sin delimitaciones ni exclusiones, en tanto que soporte y sustento para una importante cabaña ganadera, pero también como reservorio de un patrimonio genético de incalculable valor.

También ha subrayado el Director General la conveniencia de mantener y asegurar la continuidad de una producción de pasto de calidad “tanto como recurso para fitófagos silvestres, como en su condición de base alimenticia para asegurar una producción ecológica y todo ello en consonancia con el territorio”.

En esta línea Jesus Casas ha incidido en la imperiosa necesidad de poner en valor los servicios ambientales y las externalidades positivas que aporta el medio rural al conjunto colectivo, cerrando el círculo de la sostenibilidad, y articulando mecanismos de reposición material y financiera desde la sociedad a los sectores y colectivos que contribuyen a mantener estos servicios y externalidades.

“La justificación de entender todo ello como vinculado con la conservación del acervo cultural nacional -ha señalado el Director General- es importante, puesto que la conservación de modos de vida tradicionales implica la conservación de un patrimonio cultural de incalculable valor que es necesario proteger, y en el que es fácil encontrar los elementos esenciales de nuestra identidad”.

Sobre el papel de los pastizales en el medio rural, Jesus Casas ha indicado que suponen un marco complementario de actividad y de uso que es preciso mantener, en un nuevo escenario basado en la integración sectorial, en la orientación hacia la transversalidad del territorio y a su uso sostenible “la totalidad de la sociedad se beneficia de los servicios que presta nuestro territorio rural, y por ello es fundamental ayudar a visibilizar y cuantificar sus externalidades”.

Finalmente el Director General ha instado todos los que guardan relación y están vinculados en su quehacer diario con la nueva orientación del medio rural, tanto administradores públicos como académicos, docentes e investigadores, a colaborar para construir “un nuevo paradigma, en la que a los gestores diarios y ordinarios del territorio se les reconozca el protagonismo que tienen, y se les de la capacidad de implicarse en la toma de decisiones que les afectan”.