El mercado del aceite cuenta con más operaciones comerciales y menores precios

0
198

   El Sistema de Información de Precio en Origen (POOLred) recoge entre el 16 de febrero y hoy operaciones de compraventa entre almazaras y entidades comercializadoras por 4.363 toneladas, lo que supone un fuerte incremento del 22,83% respecto a la semana pasada.

    Caen los precios para todas las categorías: -1,07% los vírgenes extra, hasta 2,96 euros/kg; -0,43% el virgen, hasta 2,77 euros/kg; -0,52% los lampantes (2,68 euros/kg) y -0,79% los aceites de calidad inferior, que se pagan a 2,52 euros.

    Por su parte, el Ministerio de Agricultura publicó esta semana los datos de mercado del 11 al 17 de febrero, con un descenso del aceite de oliva virgen (-2,35%), lampante (-0,88%) y orujo crudo (-0,71%); mientras que sube el refinado de girasol (0,19 %).

    Por plazas de referencia, destacables son los precios que alcanzaron los vírgenes extra en Badajoz (303,50 euros/100 kg) y Sevilla (304,98 euros), según remarca el Departamento.

    Sin cambios de peso fuera de nuestras fronteras. Entre el 11 y el 17 de febrero caen ligeramente los precios de los vírgenes extra en Italia (-0,2% hasta 3,08 euros/kg) respecto a la semana anterior, mientras rebotan los lampantes (+3,7% hasta 2,44 euros/kg) y los vírgenes (+0,7% hasta 2,58 euros/kg), apunta Ismea.

    Los precios acumulan una revalorización del 29,1%, 66,6% y 49,4% respecto al mismo período del año anterior en el país transalpino.

     Ningún cambio de consideración en Grecia (con precios de entre 1,83 y 2,72 euros/kg en el período), y calma en Túnez donde se mantienen las cotizaciones de la última semana (entre 2,43 y 2,73 euros), con la única excepción del extra virgen en la plaza de Sfax, que se deja casi un 2% de su valor respecto a la anterior.

     Del 14 al 20 de febrero se negociaron en él 1.234 toneladas de aceite de oliva, con mayo y julio de 2013 como vencimientos más activos -con 709 y 300 t respectivamente- y precios que oscilaron entre los 2.330 euros por tonelada de marzo de 2014 a los 2.800 de mayo de 2013. La última semana, se situaban entre 2.380 y 2.870 euros, con un volumen de 1.441 toneladas operadas entonces.

    Sobre las novedades del sector, se conocían los últimos datos de los envasadores españoles, que han comercializado en enero un total de 34,13 millones de litros de aceites de oliva, lo que supone un crecimiento del 8,86 % respecto al mismo período del año anterior, es decir, 2,78 millones de litros más.

    En su conjunto, la suma de las salidas de todos los aceites -olivas, girasol y de semillas- alcanzó 59,4 millones de litros, el 3,16 % más interanual, según la contabilidad de Anierac.

    A nivel agronómico, en Jaén, principal zona productora de aceite a nivel mundial, la campaña 2012-2013 se da por concluida totalmente, según el último boletín informativo de la Consejería de Agricultura andaluza, con datos del 9 al 16 de febrero de 2013.

    Las cooperativas han cerrado y solo mantienen labores de oficina y se siguen realizando labores de poda al olivar, señala la Junta.

    El olivar está en Fase A (Yema de Invierno) y no se aprecian daños por heladas, al tiempo que están comenzando a realizarse tratamientos herbicidas y fungicidas, explican sus expertos.

    También se confirmaron esta semana algunos avances de interés. El Gobierno recibió a representantes de cooperativas, almazaras, envasadores y exportadores y repasaron, entre otros asuntos, cómo mejorar la calidad del aceite y el impulso a un probable convenio para mejorar la cadena, su valor, y evitar prácticas desleales.

    Tras meses de trabajo, el Ministerio ya ha enviado el documento que propone para su rúbrica a la interprofesional y a la gran distribución, quienes tienen que decidir si se comprometen con un texto que podría ser el principio para que se deje de utilizar al aceite -como a la leche- como un mero gancho comercial, sin valor, para atraer clientes a las superficies comerciales.

    También avanzan a buen ritmo los trabajos de los laboratorios que buscan métodos físico-químicos que complementen al imperfecto panel de cata o panel test actual para acabar con las denuncias interesadas de algunos países compradores que quieren revalorizar sus propios aceites frente a las importaciones y acusan con insistencia a los operadores españoles e italianos de fraude.

    En juego, ventas nacionales al exterior de 1.386,75 millones. El tiempo apremia y, parece, sector oleícola y Administración avanzan.