El mercado hortofrutícola sigue parado y se tiran miles de toneladas al día

0
3

EFE.- Así lo han asegurado a Efe el presidente de la Organización Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía (Hortyfruta), Fulgencio Torres; el gerente de la Federación de Asociaciones de Empresarios Comercializadores Hortofrutícolas de Andalucía (Ecohal), Alfonso Zamora, y el responsable estatal del sector hortofrutícola de COAG, Andrés Góngora.

En varias cooperativas agrarias del Poniente almeriense se seguía hoy tirando producto, mientras las cámaras frigoríficas están repletas ante la imposibilidad de dar salida al género, según ha podido comprobar hoy Efe.

En una de estas cooperativas, Agroiris, ubicada en el municipio de El Ejido, hoy solo han acudido a trabajar unas 40 personas, del total de 230 que componen la plantilla habitual, que han dedicado gran parte de su tiempo a deshacerse de diferentes tipos de productos hortofrutícolas que no han podido comercializar.

En la cooperativa Costa de Almería, del mismo municipio, los operarios han tirado hoy varios contenedores de pepinos, el principal cultivo afectado por la paralización de los mercados.

A la salida de una reunión técnica con el resto del sector en la sede de la Delegación de Agricultura de la Junta en Almería, el presidente de Hortyfruta, Fulgencio Torres, ha confirmado que la actividad exportadora "continua parada" porque "no se ha restablecido la comercialización con Alemania", principal cliente del sector español, ni con otros países.

Según ha dicho, "todavía hay recelo" por parte de las plataformas de compra de las que dependen los pedidos internacionales, a pesar del levantamiento de la alerta.

Torres ha considerado necesario para la normalización de los mercados que el Gobierno alemán lance un "gesto de confianza" y diga con claridad que la alerta "ha sido un error" y que los productos procedentes de España "no tienen problema ninguno" porque "gozan de todas las condiciones de salubridad e higiene y se pueden seguir consumiendo".

Mientras tanto, ha asegurado, "se tira todo" el producto y "algunos agricultores, desanimados y hartos, están arrancando" las plantas, lo que supone dar por finalizada la temporada.

En este mismo sentido, el gerente de Ecohal, asociación que aglutina 33 empresas comercializadoras de Almería, Granada y Málaga, ha afirmado que, "lejos de solucionarse el problema", el mercado está "totalmente paralizado".

"Los clientes en Europa están empezando a reactivar el mercado, pero de modo prácticamente insignificante y básicamente en melón y sandía", ha explicado Alfonso Zamora, quien ha asegurado que las empresas siguen "tirando miles de toneladas de producto" y que lo que no tiran "se queda en las matas".

El secretario provincial de COAG y responsable estatal de la organización para el sector hortofrutícola, Andrés Góngora, ha asegurado también que el mercado exportador está "totalmente cerrado" y ha indicado que el comercio nacional, aunque funciona con normalidad, se ha visto afectado por la caída de las cotizaciones en torno a un 50 por ciento.

"No hay salida y no queda más remedio que cortar y tirar, e incluso arrancar el cultivo, como ya están haciendo muchos agricultores", se ha lamentado.

Por su parte, Asaja ha advertido en un comunicado de que "la crisis no ha terminado" porque el sector hortícola "sigue sin poder vender en los países que cerraron las puertas" a los productos españoles, e incluso Emiratos Árabes ha anunciado en las últimas horas su decisión de no comprar hortalizas españolas, danesas y holandesas.

Esta situación hace que sólo en Almería se dejen de exportar más de 10.000 toneladas de productos al día, con un valor de salida de almacén de más de seis millones de euros, "todo ello tras haberse arrancado el producto en más del 50 por ciento de las explotaciones que estaban produciendo en el momento del anuncio de la alerta sanitaria", ha advertido.