El mercado nacional continúa tenso en el inicio de la siega de cereales

0
8

EFE.- Zonas como Cádiz, Huelva o Murcia ya han iniciado la cosecha de cereales (trigo, cebada, avena, centeno y triticale), que a lo largo del mes de junio se generalizará hacia la zona norte del país.

Los productores prevén un año aceptable de producción, ya que las temperaturas y las condiciones meteorológicas a partir de Semana Santa han acompañado al cultivo, cuyo aspecto en el campo es "bueno".

No obstante, los agricultores no se aventuran a hacer estimaciones de producción para esta campaña, que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) calcula, a 31 de marzo, en 14,46 millones de toneladas frente a los 15,41 millones de la temporada anterior.

Las previsiones de los comerciantes son más altas y sitúan la cosecha (sin incluir triticale) en 17,35 millones de toneladas, un 12,5 % superior a un año antes.

Los operadores continúan refiriéndose a la "tensión" para definir la actual situación del mercado, ya que el enlace entre campañas es corto y las perspectivas en importantes zonas cerealistas europeas como Inglaterra, Francia, Alemania y Polonia no son optimistas a raíz de la escasez de precipitaciones en estos países.

En la lonja de Barcelona, el trigo forrajero pierde cuatro euros, hasta 255 euros/tonelada, mientras que el panificable se eleva dos euros, hasta 262 euros/tonelada.

Los datos de los comerciantes precisan que la cotización media del trigo blando y/o importado -en posición almacén- cae un 0,75 %, hasta 247,50 euros/tonelada, mientras que la el trigo duro sube un 2,12 %, hasta quedar en 267 euros/tonelada.

Respecto al maíz, y en la lonja de Barcelona, el de importación gana tres euros, hasta 268 euros/tonelada, mientras que los comerciantes estiman un aumento del 1,15 %, hasta 256,63 euros/tonelada.

La cebada de importación gana tres euros, hasta 225 euros/tonelada en el mismo mercado, mientras que la nacional repunta dos euros, hasta 230 euros/tonelada.

Los comerciantes sitúan su precio en 222,21 euros/tonelada, un 0,80 % menos.

En cuanto a la alfalfa, en la zona de Lleida, el precio de la deshidratada en balas repunta cinco euros, hasta 180 euros/tonelada.

Las primeras estimaciones de superficie de alfalfa del Gobierno muestran un descenso del 2,7 % frente a la campaña anterior, hasta las 252.400 hectáreas.

En el mercado internacional, Rusia ha vuelto a alterar el movimiento de las cotizaciones en el mercado de futuros, tras anunciar que levantará el próximo 1 de julio el embargo a la exportación de grano, una decisión que adoptó el pasado verano a raíz de la sequía que afectó a este país y que provocó un aumento de los precios de los cereales.

Desde esa fecha, las cotizaciones han permanecido elevadas, debido al crecimiento de la demanda y especialmente por las preocupaciones generadas durante la siembra y por la escasez de precipitaciones en Estados Unidos y algunos países europeos.

Los analistas internacionales creen que el suministro adicional de grano procedente de Rusia aliviará "un poco" los temores que han surgido por el suministro de cereales a nivel mundial, teniendo en cuenta que se prevén pérdidas de cultivo en algunas de las zonas afectadas por la sequía.

En el mercado de futuros de Chicago (Estados Unidos), el trigo de venta para el mes de julio cotizaba ayer a 199 euros/tonelada, cifra similar a la semana anterior, pero un 4,6 % menos un día antes, mientras que el maíz sube un 2,7 %, hasta 204,3 euros/tonelada.

Respecto a las oleaginosas, en Lleida la harina de colza de importación y la de girasol repuntan siete y un euro, hasta 222 euros/tonelada y 170 euros/tonelada respectivamente, mientras que la harina de soja se eleva dos euros, hasta 304 euros, y el aceite crudo de soja, lo hace en 25 euros, hasta 930 euros.

En Chicago, la soja desciende un ligero 0,7 % respecto a la semana anterior y cotiza a 350 euros/tonelada.