El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ultima la toma de datos para el cuarto Inventario Forestal Nacional de Madrid

0
11

EFE.- La Directora Generalde Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Begoña Nieto, ha asistido a los trabajos de campo que se están desarrollando para la elaboración del cuarto Inventario Forestal Nacional en la Comunidad Autónoma de Madrid, cuya ejecución se está finalizando en estas semanas.

Para la realización de este trabajo estadístico, que se inició hace ocho meses, los técnicos han recorrido todos los montes arbolados de la Comunidad Autónoma, llevando a cabo mediciones en las parcelas fijas que, como muestra representativa, se utilizan para la elaboración del Inventario.

Estas parcelas, que se establecieron en el Segundo Inventario Forestal Nacional (IFN2) en el año 1990, son analizadas con una periodicidad más o menos decenal, y en ellas se vuelven a tomar datos de los árboles que ya se habían medido en los anteriores inventarios, así como de aquéllos que, en razón a su crecimiento, se incorporan a la muestra, deduciéndose a su vez los que han muerto, con lo que se obtienen una contabilidad total de los árboles, distinguiendo a su vez entre especies, estado de desarrollo y tamaño.

Los trabajos realizados durante estos ocho últimos meses, han permitido medir 1.350 parcelas en Madrid, de las cuáles 76 han sido de nueva localización, como consecuencia de las nuevas masas que se han incorporado desde el anterior ciclo (IFN3). Esta muestra representa las principales formaciones arbóreas presentes.

PARÁMETROS

Este tipo de inventario forestal continuo permite un seguimiento de la evolución de los bosques, a través de la multitud de parámetros que se miden. Así se conoce cuánto crecen, tanto a nivel de árbol individual como de masa, qué estructura presentan, tanto por las especies que lo componen como por los diferentes tamaños, la distribución espacial de los árboles, y su evolución a lo largo del tiempo.

En este nuevo ciclo del Inventario Forestal Nacional, se han introducido parámetros nuevos que ofrecerán una perspectiva del estado de la biodiversidad forestal. Entre ellos están la presencia de especies amenazadas o invasoras, el conocimiento de la madera muerta (uno de los cinco depósitos que definen el estado de sumidero de los bosques frente al CO2 atmosférico y hasta ahora poco conocido), o la presión de los grandes herbívoros a través de la medición del ramoneo de las plantas.

Dentro de unos meses se dispondrá de los datos definitivos del nuevo Inventario, con las nuevas cifras que, en la edición anterior (IFN3), cuya toma de datos de campo se realizó en el año 2000, daba como resultados Básicos 83.508.240 árboles mayores y 10.895.344 m3 de volumen de madera. También se recogerán datos de los más de cien parámetros que incluye el Inventario.

El Inventario Forestal Nacional, junto con el Mapa Forestal de España, la Red de Daños en los Bosques y el Inventario Nacional de Erosión de Suelos, son los programas que tiene el Ministerio para estudiar el seguimiento de los terrenos forestales a nivel estatal.

El MAPA FORESTAL DE ESPAÑA

Como paso previo a la elaboración del Inventario, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente realiza los trabajos para la elaboración del Mapa Forestal de España a escala 1:25.000, que se utiliza como base cartográfica del Inventario. Unas primeras cifras, en hectáreas, de las superficies de las formaciones arbóreas en la Comunidad Autónoma, permiten conocer un avance de los resultados del cuarto Inventario.