El movimiento se demuestra andando

0
29

    Las jornadas, organizadas por el parque natural de la Sierra de Grazalema y la Reserva de la Biosfera, comenzaron el sábado a las doce del mediodía en el Área recreativa El Cintillo. El ganadero Antonio Varea condujo a unas 170 ovejas hasta la manga de Villaluenga, un lugar emblemático para el pueblo. Se trata de un corredor de unos seis kilómetros de largo bajo la que se encuentra la vía romana que unía Ocuri y Lacilbula. Se recorrerán unos 500 metros por vía pecuaria.

    El mismo día tuvo lugar un encuentro de ganaderos con una mesa redonda sobre la Trashumancia de 18:30h a 20:00h en el Centro de Día del municipio.

    Durante el fin de semana se sucedieron las actividades como un mercado de productos locales en la Plaza de la Alameda, una degustación de queso y vino y un taller de elaboración artesanal de queso en el Museo del Queso.

    Las jornadas finalizaron el domingo en la Plaza de la Alameda con una exhibición de trabajo del perro de agua español a las doce de la mañana.

    Ya se han realizado rutas de este tipo en otras zonas de la Sierra de Cádiz. Entre las localidades que ya la han celebrado se encuentra Grazalema y Benaocaz.

    Esta ruta es un importante punto de encuentro entre los ganaderos y todas aquellas personas interesadas en conocer los valores de la ganadería tradicional como parte de los recursos naturales del territorio.