El negocio ético y el empleo verde han sido los grandes protagonistas de Biocultura

0
4

   La leche de yegua ha hecho su aparición ahora también en la cocina. Se trata de una leche de animal, lo más parecida a la materna humana, que representa un alimento natural con propiedades, tanto nutricionales como cosméticas.
 Sin apartarse del área de la alimentación, hay productos que, no siendo tan novedosos, están acaparando mucho el interés del público, como es el caso de la cerveza ecológica, helados ecológicos, chocolate con azafrán ecológico o algas para ensalada de producción ecológica.

    En BioCultura los expositores ofrecían degustaciones para animar al visitante a consumir. Igualmente se llevaron a cabo los conocidos “show cooking” orgánicos, donde ecococineros y nutricionistas elaboran diferentes platos en exclusiva con productos ecológicos, explicando paso a paso cada receta, y con la presencia del productor que podía detallar el proceso de producción de cada materia prima.

   A pesar de que la alimentación ecológica representa algo más de la mitad de la oferta de BioCultura, la cosmética o la higiene con ingredientes certificados vienen también reclamando un mayor protagonismo en la feria. Entre los más nuevos están las esponjas artesanales hechas con materiales orgánicos, como lana, algodón o seda; productos cosméticos elaborados con savia de abedul, o con aceite ozonizado virgen extra ecológico, muy indicada para las pieles más delicadas y personas con problemas dermatológicos.

   El textil orgánico es otro de los sectores que también tienen su espacio, junto con los  ecomateriales, muebles y decoración, energías renovables, terapias o turismo rural, que igualmente interesaron a muchos visitantes. En el apartado de bioconstrucción, se mostraban casas fabricadas en madera, casas de consumo casi nulo que mantienen el confort interior sin necesidad de calefacción ni aire acondicionado, con un gasto de energía equivalente al de una bombilla de 65 vatios. Otro de los productos más exitosos de la feria fue una botella de vidrio con propiedades beneficiosa para la salud gracias a una tecnología que aprovecha la característica del sílice.

Más de 300 actividades y TV online

   En paralelo a la exposición se llevaron a cabo más de 300 actividades encaminadas a aportar más información y a concienciar sobre el consumo responsable y el cuidado del medio ambiente. Y se celebró con una masiva respuesta por parte de los más pequeños MamaTerra, el festival ecológico para la infancia con un montón de actividades

   Muchas de estas actividades y otros contenidos se pudieron seguir a través de la programación de televisión que lleva a cabo la productora especializada en el sector ecológico Tv Bio, que retransmitía en directo desde dentro de la feria.