El nuevo decreto por la sequía que entra en vigor auna más críticas que reconocimiento

0
23

        En Almería, para la presentación de solicitudes se dispone de un plazo de tres meses para la medida destinada a la carencia en los préstamos y hasta el 15 de octubre para la financiación del coste de los avales de SAECA. Para la organización, las medidas "son positivas pero se quedan cortas". ASAJA, pese a alabar que se haya tomado estadecisión de ayudas para la provincia, lamenta que no se hayan arbitrado otro tipo de medidas adicionales en materia de Seguridad Social o IRPF "que permita suavizar la presión fiscal sobre los sectores perjudicados; y que por otro lado no se haya incluido a los sectores y zonas afectadas por el granizo, como Laujar, donde los agricultores también podrían ver aliviada en parte su situación con estas medidas". 

     Por otro lado, ASAJA considera que estas medidas deben ser completadas a través de la puesta en marcha de una Orden por parte de la Consejería de Agricultura que permita la reposición de las plantaciones afectadas en la línea de buscar la recuperación del potencial productivo perdido, "teniendo en cuenta las pérdidas y los sobrecostes que se han generado para los diferentes sectores agrícolas y ganaderos, medida que consideramos vital para ayudar a estos agricultores y ganaderos".

Marginación a Castilla y León

      Por su parte, LA ALIANZA UPA-COAG denuncia que el Ministerio de Agricultura "vuelve a marginar a los agricultores y ganaderos de Castilla y León", tras conocer la Orden que recoge la convocatoria de medidas de apoyo para facilitar el acceso a la financiación de las explotaciones agrarias afectadas por la sequía.

      Critican que tan sólo serán los ganaderos de extensivo de cinco provincias (Ávila, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora) los que podrán acceder a una línea de avales cuya comisión de gestión de los mismos es lo que queda cubierta por el Ministerio.


     Sin embargo ni los ganaderos ni el conjunto de agricultores de Castilla y León quedan amparados en la Orden publicada hoy 1 de agosto en la medida más importante que es la carencia especial de un año de los préstamos suscritos para la modernización e incorporación de explotaciones.

     Asimismo, LA ALIANZA UPA-COAG denuncia que el Ministerio de Agricultura vuelve a ignorar a los agricultores y ganaderos de Castilla y León "ante una situación tan grave como la actual, donde se han constatado incluso por parte de la Junta de Castilla y León que debido a la sequía ha habido pérdidas en la cosecha de cereal de hasta un 70% en determinadas zonas de la región".

      Esta negativa a que los profesionales del sector agrario regional puedan acogerse en su totalidad al Plan de Choque del Gobierno central, "no es más que un perjuicio añadido al que llevamos acumulado en forma de retrasos muy cuantiosos desde hace cinco años en ayudas de desarrollo rural que no perciben los agricultores y ganaderos", según la OPA.

     Por último, LA ALIANZA UPA-COAG lamenta que "no se hayan atendido nuestras reivindicaciones a pesar de que por activa y por pasiva hemos reclamado en las últimas semanas al Ministerio de Agricultura, a la Consejería de Agricultura y a altos cargos del PP que tuvieran en cuenta la situación límite en la que han quedado muchas explotaciones familiares debido a la sequía".

Medidas "insuficientes eirrisorias" en Alicante


      ASAJA Alicante  también ha analizado la orden, quecontempla dos tipos de medidas: Subvenciones para aprobar la concesión de una carencia especial de un año de duración para los titulares de los préstamos en vigor conferidos al amparo de los Reales Decretos 613/2001, de 8 de junio, y 204/1996, de 9 de febrero (primera instalación y modernización de explotaciones agrarias) ty establecer subvenciones (financiación del importe total de la comisión de gestión del AVAL de SAECA) en forma de bonificación de costes de los avales a nuevos préstamos.

    ASAJA Alicante ha denunciado que estas medidas son "manifiestamente insuficientes. No en vano, estamos hablando de una de los periodos más secos de los últimos 150 años, que ha afectado a más de 6.000 agricultores y ganaderos en la provincia de alicante, 40.000 hectáreas". Pese a ello, las ayudas aprobadas son "mínimas e irrisorias”, lamenta el presidente de ASAJA Alicante – Jóvenes Agricultores, que también concreta que “ASAJA Alicante está pendiente de las reuniones del Ministerio para ver cómo queda finalmente el tema de la restitución de árboles, principalmente Almendro y Cerezo, pero ya les hemos alertado de que o llegan a más o no servirán para impedir que los agricultores puedan afrontar las elevadas pérdidas. Hay que actuar con urgencia”.

     “Entre estas medidas que deben contemplar sí o sí, están las ayudas directas. De nada valen los aplazamientos cuando los productores no están percibiendo ni un euro. Las ayudas deben ser urgentes y ampliarse lo aprobado”.

     Además, se ha solicitado al Magrama que ponga en marcha un plan específico para restituir y recuperar con subvenciones directas para aquellos agricultores que
acrediten el arranque y nueva plantación de los  árboles que se sequen y no se puedan recuperar a consecuencia de la pertinaz sequía. Hay cultivos emblemáticos de nuestras economías rurales, nuestros paisajes y entorno que corren un grave peligro de desaparición. Así, sucede, por ejemplo, con el almendro.

Apoyo autonómico


      El borrador de orden que prepara la Consellería de Agricultura prevé establecer ayudas para los cultivos de secano, y en concreto, las siguientes orientaciones productivas afectadas por la sequía: Herbáceos, Almendros, Olivar, Uva de Vino, Ovino-Caprino y Bovino. 

      Con fecha 31 de julio ASAJA, ha presentado alegaciones a este borrador, solicitando entre otras medidas, la incorporación del cultivo de  cerezo en secano (Montaña y Marquesado de Alicante), que pese a ser un cultivo en secano con importantes daños provocados por la sequía, no ha sido inicialmente incluido  y la aìcultura, por estar sufriendo graves perjuicios por la falta de lluvias. 

Para La UNIÓ, son "una burla" para los agricultores y ganaderos valencianos


    Por su parte, LA UNIÓ de Llauradors denuncia que las ayudas aprobadas son "una auténtica burla para los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana. Nuestros agricultores y ganaderos no van a poder acogerse a las medidas publicadas en el Boletín Oficial del Estado a pesar de tener ya unas pérdidas directas, a falta de otras muchas previsibles pero todavía no cuantificables, cercanas a los 400 millones de euros", señalan en una nota.

     Así, aclaran, en la primera medida establecida en la Orden no se podrá beneficiar nadie -o casi nadie- porque afecta sólo al coste financiero de la carencia de un año de los préstamos de los planes de mejora anteriores a 2009 que los concedía el Ministerio de Agricultura y a partir de esa fecha se hace cargo ya de los mismos la Conselleria de Agricultura.

     La segunda medida establecida en la Orden consiste en la financiación del importe de la comisión de gestión y estudio del aval de SAECA de préstamos suscritos con entidades financieras, siempre que se disponga de un seguro agrario de pérdida de pastos en 2013 o 2014.

    En consecuencia, a esta medida únicamente se pueden acoger los ganaderos en extensivo (ovino, caprino y bovino) y apicultores, "siempre que vayan a pasturar a Ávila, Cádiz, Guadalajara, Lleida, Madrid, Salamanca, Segovia, Toledo, Valladolid o Zamora. Por tanto, ni la práctica totalidad de ganaderos ni los apicultores (que no disponen de posibilidad de asegurar contra la sequía en pastos) podrán acceder a esta línea de apoyo a la financiación".

     Estas medidas del Ministerio de Agricultura cuentan "con un exiguo presupuesto" de 1.709.509 euros para todo el Estado, "de lo que bien poco va a llegar aquí y no va a servir por tanto para dar liquidez a las mermadas arcas de los agricultores y ganaderos afectados".

     Ramón Mampel, Secretario General de LA UNIÓ, indica que “los cultivos mediterráneos aportan mucho al PIB a la economía pero parece que ahora que tienen problemas no cuentan de la misma manera para los gobernantes y ya no son tan estratégicos como indican en campaña electoral. Ahora que la sequía sólo afecta mayoritariamente a la Comunitat Valenciana ya no interesa tanto como si ocurriese en otras comunidades autónomas más cercanas al poder del Gobierno central, es triste pero es la realidad y por eso nos pagan con unas ayudas ridículas y que llegan al insulto”.