El número de alimentos y bebidas españoles en China aumentó el 79,7% en 2011

0
19

Prueba de ello es la participación española en la feria agroalimentaria FHC 2012 de la ciudad china, una de las principales citas anuales del sector en Asia, que esta semana celebra su duodécima edición, con más de 1.500 firmas de unos 70 países, y donde el pabellón de España está entre los mayores, con 75 firmas.

"Las cifras nos confirman la tendencia que se apuntaba estos últimos años, de crecimiento y sobre todo consolidación y maduración del sector" para los productos españoles, para los que China está a punto de superar a EEUU como su mayor mercado de exportación agroalimentaria fuera de la Unión Europea, destacó Pons.

En productos como el aceite de oliva España ha conseguido con éxito en los últimos años que el consumidor conozca el producto, sus propiedades y "que es español", de manera que acapara el 60 % del mercado chino, "lo que le corresponde por su posición en el mercado global", indicó.

De esta manera, las ventas de aceite español a China alcanzaron los 58,33 millones de euros en 2011, un 105 % más que en 2010.

Las ventas de vino de España también crecieron un 70 %, hasta convertirse en el tercer exportador mundial para China -por delante del Reino Unido y Chile, que durante años habían superado sus cifras en el país- hasta sumar 71,92 millones de euros en 2011, lo que supone duplicar en un año las ventas de vino español de 2010.

Con todo, "con independencia de las clasificaciones puntuales de un año a otro, lo importante es la tendencia y la consolidación de este crecimiento" del mercado, subrayó Pons.

"Creo que lo que hay que marcarse siempre es que como mínimo el producto español ocupe el lugar (en China) que tiene en el mercado global, y está claro que el lugar que teníamos en China hace unos años no estaba a la altura de lo nuestro papel en el sector mundial del vino" como segundo productor del planeta, valoró.

En productos cárnicos las exportaciones españolas a China sumaron 80.820 toneladas métricas en 2011, con un valor de mercado de 94,16 millones de euros, mientras otros productos como pescado, pastelería, galletas, chocolate, agua y café aumentan también sus posiciones en el mercado oriental.