El objetivo del Gobierno es que la presa de Enciso pueda estar finalizada en 2015

0
9

       Ha recordado que esta obra se licitó en 1993 y se adjudicó por 37,2 millones de euros, aunque esta actuación ha sufrido numerosos problemas en su ejecución, que han obligado a la aprobación de modificaciones, a la revisión de precios, a su ralentización y a su paralización durante algunos años.

      La inversión se estima que superará los 100 millones de euros, ha precisado la ministra, quien ha informado de que los Presupuestos Generales del Estado contemplan 25 millones de euros en 2014 y de 17,4 en 2015 para esta presa, que garantizará el abastecimiento de agua potable a una población de más de 20.000 habitantes de La Rioja Baja y el riego de cultivos en una superficie de 5.468 hectáreas.

      Otro de los efectos positivos de su construcción es que se garantizará el suministro de agua a la industria de la zona y se podrá generar energía para atender a 50.000 vecinos.

Más de seis años de trabajo desde que se inició


       La presa de Regajo, que comenzó a construirse en 2008 y que funcionará en breve a pleno rendimiento, se ejecuta con una inversión de 12,3 millones de uros, ha informado la ministra.

      Esta infraestructura garantizará la calidad y la cantidad de agua en Igea y Rincón de Olivedo, con una población conjunta de 1.400 habitantes; y afectará a una superficie agraria regable de 485 hectáreas. Esta presa será la tercera de titularidad autonómica y es la más pequeña en cuanto a su capacidad, con 1,6 hectómetros cúbicos.

      La ministra ha agradecido la invitación del Gobierno de La Rioja a visitar estas infraestructuras "importantes", que contribuirán a mejorar la calidad de vida de la población a la que abastecen. El presidente del Gobierno riojano ha subrayado que ambas presas "contribuirán de manera decisiva a mejorar la calidad de vida y el crecimiento de La Rioja".

      Sanz ha resaltado los beneficios que reportarán estas dos presas en cuanto al abastecimiento de agua potable y los usos industriales y agrarios en La Rioja Baja, que carece de infraestructuras de estas características.

      Además, ha incidido en la contribución de estas dos actuaciones a la economía y el empleo en la comunidad autónoma, dado que, según ha precisado, están generando más de 300 empleos directos en la actualidad, además de una intensa actividad económica.

     Sanz también ha asegurado que "estas dos obras ponen de manifiesto la buena sintonía y la estrecha colaboración entre el Gobierno de La Rioja y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de Acuaes, lo que ha permitido acometer y reactivar estas obras durante la crisis".
 
      En la visita también han participado el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore; el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro; la directora general del Agua, Liana Ardiles; la directora general de Aguas de las cuencas de España (Acuaes), Aránzazu Vallejo, y los alcaldes de Igea, Sergio Álvarez, y Enciso, Rafael Lafuente.

La segunda mayor infraestructura hidráulica de la región


     En la actualidad se encuentran en funcionamiento las del Yalde, con 3,62 hectómetros cúbicos, y Leiva 2,28, construidas en 2003 y 1992, respectivamente.

      Enciso, con capacidad para 46,5 hectómetros cúbicos, se convertirá en la segunda mayor infraestructura hidráulica de la región, por detrás de Mansilla, que tiene 67,7) y por delante de Pajares, con 35,2 y González Lacasa, con 32,9.

      En su visita a La Rioja, la ministra también ha recorrido el Centro Paleontológico de Igea; ha firmado en el libro de honor del Ayuntamiento de la localidad, cuyo alcalde ha entregado una cesta con productos típicos de la zona, y el de Cervera de Río Alhama, José Luis Sanz, le ha regalado unas alpargatas de esparto, típicas de la localidad.