El operativo de incendios forestales de Aragón incorpora dos aeronaves no tripuladas

0
20

GOBIERNO DE ARAGÓN.-Desde hoy y hasta el 15 de septiembre, están activos los medios de prevención y extinción de incendios de Aragón, tanto en puestos fijos de vigilancia como en cuadrillas forestales, autobombas y medios aéreos. En total, unas 2.000 personas trabajan este año en el operativo de prevención y extinción de incendios durante el periodo de máxima activación.

En 2011, el operativo, durante este periodo, estará compuesto por el mismo número de cuadrillas y trabajarán las mismas jornadas que en 2010, a pesar del recorte presupuestario que afecta al Departamento de Medio Ambiente. De esta forma, se mantienen todos los medios disponibles y necesarios durante los meses de mayor riesgo de incendios forestales, así como los medios aéreos.

En concreto, el operativo está compuesto por 62 cuadrillas terrestres, 46 autobombas, 80 puestos de vigilancia y 8 helicópteros de extinción (incluido el de la base de Boltaña, que se incorporará en los próximos días) con sus respectivas cuadrillas y un helicóptero de coordinación. El equipo se completa con el personal del Departamento de Medio Ambiente, formado por 55 técnicos que integran el Equipo de Coordinación y Dirección de Extinción, unos 400 Agentes de Protección de la Naturaleza como directores de las cuadrillas y de la extinción en primera instancia y 20 conductores.

Además, se mantiene la colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que aporta un helicóptero Kamov, la unidad BRIF con base en Daroca, aviones anfibios, la unidad móvil de Meteorología y Comunicaciones y el equipo de prevención integral de incendios forestales.

También se mantienen convenios de colaboración con las Diputaciones Provinciales, Comarcas y Ayuntamientos, además de los cuerpos de bomberos y Protección Civil, que aportan medios terrestres y personal.

A pesar de la disminución presupuestaria de este año, el Departamento de Medio Ambiente ha conseguido que se destine 1,5 millones de euros del Fondo Especial de Teruel a trabajos de construcción y mantenimiento de cortafuegos y actuaciones e infraestructuras de prevención de incendios forestales en las zonas de máximo riesgo de la provincia de Teruel.

Este incremento económico, sumado a una reprogramación de otras partidas propias del Departamento de Medio Ambiente, permite destinar nuevos recursos al despliegue de efectivos del operativo de prevención y extinción de incendios forestales, de manera que las cuadrillas helitransportadas de la Comunidad aumentan el tiempo de contratación en esta campaña en un mes, quedando prácticamente igual que la anterior campaña. Además, las cuadrillas terrestres incrementan de media en 15 días el tiempo de contratación.

Además, se mantienen conversaciones con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para tratar de ampliar la dotación presupuestaria y ampliar el tiempo de contratación de todo el operativo, cuestión prioritaria para el Departamento de Medio Ambiente, por lo que supone en la generación y mantenimiento de empleo en el medio rural.

Dos aviones no tripulados

Como novedad de este año, el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha incorporado dos aeronaves no tripuladas para la extinción de incendios forestales. Un proyecto novedoso que envía información al instante, al mismo tiempo que permite acercarse con más precisión al foco del incendio.

El servicio consiste en el envío de imágenes y de video, con un gran nivel de detalle, al puesto de mando avanzado y al Centro de Coordinación, esta última conexión se efectúa a través de Internet. Una de las mayores ventajas de dicho sistema es que puede transmitir datos incluso de noche, puesto que permite analizar y planificar las labores de extinción con mayor precisión.

El equipo está compuesto por una estación de tierra y dos aeronaves que pueden disponer de los siguientes elementos: una cámara frontal de vídeo PAL, que puede retransmitir por radio en tiempo real a la estación de tierra; una cámara fotográfica con un mínimo de doce megapíxeles, una cámara HD, así como una cámara térmica para conocer con precisión la temperatura alcanzada en distintas zonas del incendio.

Como características técnicas de las aeronaves su peso máximo es de 15,5 kilos y se propulsan de forma eléctrica o por combustión; según el modelo. Alcanzan una velocidad máxima de hasta 100 kilómetros por hora y tienen una autonomía de entre dos y tres horas. Además, su radio de acción es algo menor a los quince kilómetros y dispone de un sistema de recuperación en caso de aterrizaje forzoso o emergencia.

El ámbito de actuación de este novedoso sistema es la Comunidad Autónoma de Aragón; aunque podrá intervenir, eventualmente, en zonas limítrofes cuando las circunstancias así lo requieran.

Gracias a este sistema se conoce la ubicación de todos los efectivos del operativo en todo momento, lo que permite un mayor control de las situaciones de riesgo y una rápida intervención en caso de ser necesaria una evacuación de emergencia.

Además de aportar mayor seguridad a las personas que forman el operativo de prevención y extinción de incendios, este sistema permite mejorar la gestión de esos medios en la lucha contra el fuego, especialmente cuando se trata de grandes incendios o de fuegos con especial complejidad.

Ampliación de los medios de seguridad

Este nuevo apoyo para la extinción de incendios se suma a otros sistemas de seguridad y efectividad implantados recientemente por el Departamento de Medio Ambiente como, por ejemplo, la equipación de todas las unidades del operativo de prevención y extinción de incendios forestales con sistemas de localización GPS que se puso en marcha el año pasado.