El optimismo de alguna CCAA empieza a chocar con el miedo de las organizaciones agrarias

0
4

    De entre las primeras declaraciones que se han hecho antes del inicio de la reunión de hoy martes, el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía de la Junta de Extremadura José Antonio Echávarri,
ha admitido que la posición de Extremadura es "consolidar e incluso superar los fondos" que la región ha venido recibiendo tanto en el primer como en el segundo pilar.

    El consejero ha confiado en que el resultado de las negociaciones sea bueno para los intereses de Extremadura, permitiendo la viabilidad de "todos los sectores productivos", ha reiterado.

El consejero ha hecho referencia a las ayudas acopladas donde, según ha manifestado, han conseguido que el arroz y el tomate quede incluido en este paquete de fondos, "unos cultivos fundamentales" para la región extremeña. Asimismo, ha valorado que, según lo previsto, la ganadería siga recibiendo también fondos de las ayudas acopladas.

Para ASAJA, puede desaparecer el tabaco extremeño


    Sin embargo, el presidente de la organización agraria Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, ha calificado la reforma de la Política Agraria Común como "una auténtica chapuza", que, entre otras cuestiones, va a provocar "la desaparición" de un cultivo "fundamental" en la región como es el del Tabaco.

   Además, ha indicado que "los grandes perjudicados" con la reforma de la PAC son los agricultores y ganaderos profesionales. Del mismo modo, ha apuntado que "se podrán solapar un poquito los problemas que pueda tener el sector del tomate", ya que hay una propuesta del Gobierno de Extremadura "de incrementar a 10 millones de euros los pagos acoplados", aunque ha remarcado que "aquí una vez más se ha beneficiado a los agricultores de salón".

Protesta de UPA porque España ha perdido 480 millones al año


   
Agricultores y ganaderos convocados por UPA se han concentrado ante las puertas del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para exigir que las ayudas de la PAC se dirijan a quien trabaje la tierra (agricultor "activo") y no para "especuladores" y grandes propietarios.

    Ante la sede del Departamento, donde se celebra el segundo día de la Conferencia Sectorial con las Comunidades Autónomas, se han concentrado alrededor de 3.000 personas, según los organizadores, aunque fuentes policiales no han facilitado datos sobre el número de participantes.

    El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha afirmado ante los medios que España recibirá entre un 8 y un 15 % menos de fondos de la Unión Europea en el nuevo marco, y que a su juicio "en vez de hacer un reparto más social en España, se hará más de lo mismo". Ramos ha planteado que España perderá 480 millones de euros cada año hasta 2020 sólo en ayudas directas -primer pilar- de la PAC.

Sólo hay que demostrar que se tiene finca para cobrar, pero "¿y los arrendatarios?"


    Según ha indicado, "los propietarios de las fincas sólo tendrán que demostrar que tienen hectáreas" para cobrar de la PAC, pero muchos agricultores y ganaderos son arrendatarios que tienen dificultades para acceder a terrenos competitivos por la acción de los primeros, que se niegan a alquilarlas para seguir accediendo a las subvenciones europeas.

    Esos grandes propietarios, ha señalado, "no están obligados a producir" para obtener las subvenciones de la PAC, algo "vergonzoso" en su opinión. Ha abogado por una PAC que beneficie a agricultores profesionales "de verdad" y "quitar de en medio -a efectos del acceso a las subvenciones- a tanto especulador, como inmobiliarias que han comprado fincas, notarios, banqueros, nobleza y otros muchos herederos de fincas" que, quizás, no las trabajan.

    Por otra parte, UPA ha criticado que el ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, negocia con los 17 consejeros autonómicos para "tomar decisiones sobre el futuro" del campo para los próximos años, pero "no se tiene en cuenta a los legítimos representantes de los agricultores, que somos las organizaciones profesionales agrarias".

    "Sólo nos convocan a reuniones informativas parar comentarnos lo que están decidiendo; nos dijeron que íbamos a participar en las decisiones, pero nada", ha insistido. Ha resaltado que "si no podemos hablar allí (en el Ministerio), lo haremos en la calle, y vamos a exigir lo derechos que nos corresponden a agricultores y ganaderos".

    Según Ramos, es la primera vez que la Unión Europea deja a España la capacidad de decidir qué sectores de la agricultura tendrán derecho a ayuda y a qué productores se les otorgará.

Decidir entre el agricultor activo o el propietario de fincas especulador


    España debe decidir si prima a los "agricultores activos" que trabajan las tierras y mantienen el tejido rural o si quiere que los apoyos vayan a "propietarios de fincas, especuladores y gente que se ha forrado con las ayudas de la PAC y que está desprestigiando a los agricultores y ganaderos" profesionales.

    En las reuniones oficiales "sólo se preocupan de ver cómo se reparten los fondos" entre las comunidades, pero no de los verdaderos problemas" del campo como el bajo precio de los productos agrícolas en contraposición al incremento de los costes e insumos como carburantes, fertilizantes o electricidad, ha apuntado.

    En la movilización han participado líderes regionales de UPA como el secretario general en Andalucía, Agustín Rodríguez, en su opinión una de las más perjudicadas en la aplicación de la PAC.

    Rodríguez ha cuestionado que no se incluyan ayudas asociadas -vinculadas a la producción y no a la hectárea- para el olivar de baja producción, el caprino de leche o la uva pasa. "No es posible que se quieran restar a Andalucía con tanto descaro" ayudas al desarrollo rural en el reparto que defiende el Ministerio", ha opinado.