El otoño no invierte la tendencia a la baja del mercado avícola de puesta

0
35

EFE.- La cotización de los huevos, principalmente los de gramaje L, M y S, continúa anotando bajadas, debido al incremento de la producción y a la debilidad de la demanda.

Es decir, no se cumplen las previsiones de los operadores, que esperaban que esta tendencia se invirtiera en estas semanas y parece que las citadas subidas de oferta y debilidad del consumo prevalecen en el mercado, a pesar de que tradicionalmente, y durante el mes de septiembre, el sector goza de mayor fortaleza.

Así, en Reus, la docena de huevos de la categoría L blanco y rubio pierde 0,02 euros y se sitúa en 1,16 euros/docena, mientras que en Madrid se reduce 0,04 euros, hasta 1,26 euros.

En Bellpuig, esta categoría cae 0,03 euros y se sitúa en 0,64 euros/docena.

En el mismo mercado, la cotización de huevos de gramaje XL continúa estable en 1,22 euros/docena; en la zona de Reus también repite a 1,84 euros/docena y en Madrid, a 1,51 euros/docena.

Por su parte, la categoría M cede 0,03 euros en Bellpuig, hasta 0,55 euros y la S, hasta 0,42 euros, mientras que en Reus pierde 0,02 euros y se sitúan en 1,06 y en 0,72 euros la docena, respectivamente.

En Madrid, el descenso es mayor, de 0,04 euros, y llega a 1,16 euros/docena los de gramaje M, mientras que los más pequeños anotan 0,96 euros/docena.

El precio de las gallinas, por su parte, se equilibra esta semana en las plazas nacionales y, en Bellpuig, el precio de la gallina semipesada repite en 0,50 euros/kilo en vivo; en Reus lo hace entre 0,35-0,41 euros/kilo, y en la zona centro, entre 0,25 y 0,36 euros/kilo.

En el caso del mercado avícola de carne, se mantiene esta semana y regresa a la normalidad, tras la intensa actividad de los meses de verano en los que el incremento del turismo ha permitido un mayor consumo y la consecuente subida de los precios.

De momento, imperan las repeticiones en las plazas avícolas y continúa la preocupación por los elevados costes de producción en el sector.

En la lonja de Bellpuig (Lleida), el pollo amarillo vivo se mantiene en 1,45 euros/kilo y el sacrificado, en 2,13 euros/kilo canal, mientras que el blanco sacrificado se queda en 2,29 euros/kilo canal.

En Reus, el pollo amarillo vivo se equilibra estos días en 1,45 euros/kilo y el blanco, en 1,40 euros, mientras que en la zona centro el pollo eviscerado se mantiene en 2,24/2,26 euros/kilo canal.

Para el sector cunícola impera la estabilidad, debido al equilibrio entre la demanda y la producción.

El mercado se mantiene a la espera de la tradicional mejora de su consumo, que se produce hasta mediados del mes de diciembre.

En la zona de Bellpuig, el precio del conejo certificado repite a 2,13 euros/kilo, al igual que en Reus (Tarragona), donde el animal joven se queda en 2,10 euros/kilo en vivo, y en Madrid, en 1,92 euros/kilo vivo.