El Parlamento impulsa el acuerdo de Núñez Feijóo con el sector lácteo gallego

0
3

   De nuevo, el futuro y la viabilidad del sector lácteo gallego han vuelto al debate parlamentario, con el compromiso y la aspiración del grupo que sustenta al Gobierno, el PP, de "acometer con liderazgo políticas desde Galicia", y la exigencia de la oposición de que cumpla los acuerdos que firma.

   El grupo popular ha recibido el visto bueno en el pleno de la Cámara autonómica a una proposición no de ley, que ha contado con el rechazo unánime de la oposición, para, a corto plazo, impulsar un grupo de trabajo que permita desarrollar una negociación periódica de los precios de la leche y reforzar el Plan de Control de Calidad de la Leche impulsado por el Ministerio.

   También se ha aprobado comunicar la situación del mercado lácteo a los tribunales de la competencia para detectar y sancionar posibles prácticas abusivas, y demandar de Agricultura el cumplimiento "estricto" del acuerdo del sector, así como articular una fórmula "ágil" para entregar las ayudas europeas a las granjas.

   A medio plazo, el Parlamento autonómico ha acordado impulsar medidas legales para formular un modelo con mayor base territorial, apoyar la marca "Galega 100%", fomentar las organizaciones de productores lácteos para fortalecer su negociación y la integración de un proyecto gallego de transformación de la leche, además de pedir al Gobierno central leyes sobre transparencia en este ámbito.

   A nivel europeo, la Cámara gallega solicita al Ejecutivo que defienda las particularidades del campo gallego en la reforma de la Política Agraria Común y su consideración como prioritario.

   "Aún queda mucho por definir", ha dicho la diputada del PPdeG Isabel García, quien no obstante ha destacado el camino andado y ha trasladado el "compromiso" de la Xunta de "acometer el liderazgo de políticas desde Galicia", ahora que "son receptivos en Madrid", ha indicado en relación al Gobierno del PP que preside Mariano Rajoy.

   A lo largo de su intervención, ha ofrecido el consenso a los otros tres grupos parlamentarios porque "en Europa tendremos que hacernos valer", y por ello ha hecho además un llamamiento a la "responsabilidad política" para que "no se extienda la desinformación y la controversia" en este asunto.

   "Que no se manipule a un colectivo que lo está pasando mal en defensa de planteamientos partidistas", ha pedido.

   La oposición ha reprochado a la parlamentaria popular la falta de concreción de una iniciativa que presenta como objetivos planteamientos que ya deberían estar resueltos después de "más de 30 años hablando de lo mismo", ha sostenido Antón Sánchez (AGE).

   Sánchez se ha presentado como agricultor, por lo que ha dicho ser una "anomalía" en el Parlamento que espera que sea "el principio para la normalización", y ha preguntado al PP si, después de más de 20 años gobernando Galicia, tiene "alguna responsabilidad".

   "Aún están analizando" los problemas del sector, ha lamentado el diputado de AGE, que ha destacado el "fracaso de la administración" mientras los ganaderos y agricultores "hicieron sus deberes". "Esto se llama dejarlos vendidos", ha apostillado.

   Tereixa Paz (BNG) ha reprochado a García sus insinuaciones de manipulación y le ha dicho que "los únicos que no tienen información sobre el sector lácteo" son los integrantes del grupo popular.

   "¿Están dispuestos a hacer algo por el sector lácteo gallego?", ha preguntado al grupo popular que sostiene al Gobierno, a quien ha culpado de "racanería", de "maquillar cuentas" y de "robar sus posibilidades de futuro" a los ganaderos.

   También Pablo García (PSdeG) ha sostenido que "aquí no tenemos iniciativa política ni ningún gobierno que arregle el problema", y ha asegurado que la falta de concreción de la iniciativa popular indica que "el señor Feijóo no cumplirá el acuerdo" con los sindicatos y "no se atreve a decírselo a los ganaderos".

   En su posicionamiento sobre las enmiendas de los tres grupos de la oposición, García ha dicho que comparten con el PPdeG el mismo fondo pero distintas formas, por lo que ha insistido en "no seguir el mismo desencuentro y la misma defensa de intereses partidistas".