El Parque de Guadarrama pasa su primer examen en el Congreso

0
18

EFE.- A falta de la votación final, el Grupo Popular, mayoritario en la Cámara Baja, ya ha manifestado que votará en contra de la misma, y CIU y UPyD se abstendrán, por lo que la norma seguirá su trámite parlamentario.

En defensa del proyecto, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha recordado el alto valor ecológico del futuro parque, que ocupará una superficie de 33.664 hectáreas, y en el que están presentes el 40 por ciento de las especies de anfibios y reptiles de España, el 39 por ciento de las aves y casi el 50 por ciento de los mamíferos.

También ha destacado que la ley nace con una "clara vocación de aumentar su superficie" porque son conscientes del "altísimo valor medioambiental de algunas fincas limítrofes que antes o después podrían llegar a formar parte del espacio protegido".

En su enmienda, Izquierda Plural ha puesto de manifiesto que el proyecto no asegura una protección suficiente para el ecosistema de la zona y abre la puerta a la urbanización de amplias zonas, al tiempo que consideran "inaceptable" que se deje fuera a la estación de Valdesquí.

Su portavoz, Ascensión De las Heras, ha culpado al Ejecutivo de querer servir a los interese privados.

Por su parte, la ex ministra socialista de Medio Ambiente Cristina Narbona, ha asegurado que la futura norma es de "dudosa legalidad" porque hay recursos pendientes sobre parte del territorio que será declarado Parque Nacional y ha considerado que el texto es de escasa consistencia y ambición.

En su respuesta, la diputada Teresa Lara, del Grupo Popular, ha acusado ambos grupos de intentar engañar a la Cámara y de presentar unas enmiendas sin texto alternativo, al tiempo que les ha recriminado que creen tener el monopolio de la protección ambiental.

Durante el debate, el ministro ha negado que hubiera asumido determinados compromisos en relación a la superficie del futuro parque y para considerar que son otros fines, y no los medio ambientales, los que han inspirado la enmienda socialista.

Para el diputado Toni Cantó (UPYD), el futuro proyecto tiene mucho de cosmética, y debe corregirse en algunos puntos durante su tramitación, como el relativo a la autorización de la caza.

El portavoz de CIU, Martí Barberá, ha criticado las enmiendas a la totalidad, pero también ha reprochado el hecho de que la futura norma invada competencias autonómicas.