El PE avisa de que la negociación de esta semana es clave para cerrar la PAC en junio

0
3

   Si los trílogos avanzan bien, los eurodiputados podrían viajar la semana próxima a Luxemburgo para acabar de cerrar la reforma en una última reunión trilateral.

    En cambio, de Castro avisó de que "hay muchos puntos que se han añadido que no permiten que haya una solución definitiva", y que hay "temas que aún no tienen la luz verde de nadie".

    También dejó claro que corresponderá a la CE decidir si el apoyo político que reciba la reforma será suficiente "para llegar o no a un acuerdo bajo Presidencia irlandesa".

    De Castro también recordó que aunque los eurodiputados y los ministros sellasen el pacto en Luxemburgo, sería necesario formalizarlo en Bruselas en la Comisión de Agricultura del PE.

Los puntos más delicados: la convergencia interna y el greening


    Los puntos más "delicados" de la negociación siguen siendo la convergencia interna (el reparto de ayudas entre agricultores a nivel nacional) y la concesión de ayudas a cambio de realizar prácticas ecológicas, lo que se conoce como "reverdecimiento", explicó el socialista portugués Luis Manuel Capoulas Santos, negociador del apartado sobre pagos directos y desarrollo rural.

La convergencia interna es también el capítulo que más preocupa a España, que pide más flexibilidad en el reparto para que los agricultores sigan manteniendo el mismo nivel de percepción de apoyos, explicó hoy el ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, tras reunirse con el comisario europeo del ramo, Dacian Ciolos.

"Las cosas han avanzado un poco, pero por el momento no hay acuerdo sobre ningún aspecto", dijo Capoulas Santos, y señaló que hay progresos en temas como la definición de pequeños y jóvenes agricultores y en el área de los pagos acoplados (ayudas limitadas vinculadas a la producción).

Recordó que los líderes de la UE ya decidieron en una cumbre en febrero sobre la posibilidad de poner un techo a los pagos directos (acordaron que cada Estado decida sobre ello, a pesar de que la CE quería limitarlos a 300.000 euros para las grandes explotaciones), por lo que ya no se va a tocar ese tema.

    Capoulas Santos señaló igualmente que hay "progresos más considerables" en el apartado de desarrollo rural (la delimitación de las zonas naturales sigue dando problemas), mientras que sobre las medidas de "reverdecimiento" hay un "acuerdo de base".

"No hay nada cerrado todavía"


     Por su parte, el eurodiputado conservador francés Michel Dantin, responsable del capítulo sobre la organización común del mercado, informó de que "ningún artículo" de ese reglamento está cerrado.

    Dijo que aún se negocia sobre la posibilidad de reforzar la capacidad de negociar y organizarse de los productores para fomentar su competencia, así como sobre las cuotas lácteas, cuyo fin está previsto para 2015.

    Sobre la cuestión de los derechos de plantación de viñedo y el azúcar, confió en que se logre un acuerdo que sea "aceptable para todos".

     Por último, el eurodiputado italiano del Partido Popular Europeo Giovanni La Via, responsable del reglamento horizontal y sobre financiación (que aborda por ejemplo las sanciones a las que se enfrentarán los agricultores que incumplan normas dentro del esquema de la PAC), señaló igualmente que ese capítulo sigue abierto aunque se va avanzando "a pequeños pasos".