El PE pide medidas para evitar recortes en el programa de ayuda alimentaria

0
5

EFE.- La Eurocámara pidió hoy a la Comisión Europea (CE) que tome medidas para evitar el inminente y profundo recorte de más del 77 % de la ayuda que destina a través de su programa de alimentos a las personas más necesitadas.

La Comisión Europea ha tenido que reducir a 113 millones de euros el programa de alimentos para personas necesitadas de 2012, frente a los cerca 500 millones de euros otorgados en años pasados, porque una sentencia del Tribunal de Justicia europeo obliga a que los alimentos provengan de reservas públicas europeas.

En una resolución aprobada en el pleno del Parlamento Europeo (PE) en Estrasburgo (Francia), los eurodiputados piden a la CE que diseñe una solución transitoria para 2012 y 2013, los últimos años del actual periodo de financiación y a las partes beneficiarias que evalúen el programa, sobre todo como un elemento de la Política Agraria Común (PAC), de cara al siguiente periodo de ayuda.

El texto, que fue aprobado con 548 votos a favor, 52 en contra y 26 abstenciones, toma nota de la propuesta del comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Ciolos, de separar el programa de la PAC, y subraya que en ese caso debe garantizar la financiación adecuada.

El programa, creado en 1987 bajo la PAC, distribuye alimentos a 13 millones de personas necesitadas en 19 Estados miembros.

Debido a la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, el programa solamente podrá utilizar los alimentos en ‘stock’ procedentes de los mecanismos de intervención (compras públicas efectuadas para mantener los precios y generalmente usadas con la leche y los cereales).

A día de hoy esas reservas son de 162.000 toneladas de cereales y 54.000 toneladas de leche en polvo, según la CE.

De esos ‘stocks’ Bruselas compra las cantidades consideradas necesarias y, posteriormente, gestiona su transformación en alimentos elaborados para, por ejemplo, convertir el trigo en harina o en pasta.

Hasta ahora, la UE se hacía en el mercado con los alimentos que no se encontraban en esas reservas, lo que ha invalidado este año la Justicia europea.

Previendo que podían darse esas restricciones, tanto el Parlamento Europeo como el Ejecutivo comunitario propusieron en 2008 cambios en la legislación con el fin de poder dedicar más fondos a este tipo de programas y no depender de la cantidad de alimentos en reserva, pero la aprobación final de estas nuevas medidas está bloqueada por los gobiernos nacionales.

Por eso, los eurodiputados también piden en a la CE que presente una solución para encontrar una salida a nivel del Consejo, en el que están representados los países.

Unos 43 millones de personas en toda la Unión Europea sufren riesgo de "pobreza alimentaria", es decir, no pueden permitirse una comida correcta cada dos días, según la Comisión.