El pedrisco se ceba y destroza todo en Murcia, Córdoba, C. Valenciana, Extremadura y CLM

0
35

     En el caso de Murcia, UPA ha concretado en un comunicado que las zonas afectadas han sido en Cieza los parajes de los Álvarez, la Serrana, la Corredera, la Loma Blanca, las Cañadas, la Parra, el Horno, la Loma Pinosa, la Carrichosa , la Macetua, el quinto y el jinete, mientras que en Abarán lo fueron La Hoya del Campo y cañada de Jumilla, así como en Blanca, La Estación y el Rellano, y de la venta del olivo a Calasparra.

     "En los parajes mencionados los daños son de gran intensidad y en algunos casos con graves daños para la estructura vegetativa del árbol, por lo que se hace necesario tratamientos de desinfección urgentes para recuperar en la medida de lo posible el estado vegetativo del árbol y tratar de salvar la cosecha del año que viene", añade UPA.

     UPA se ha dirigido a Agroseguro para que agilice las peritaciones en campo y se pongan en marcha rápidamente los mecanismos de indemnización por siniestro para estos cultivos.

     También pedirán a Cerdá medidas correctoras en la aplicación de los cálculos en el sistema de tributación por módulos para que, la carga contributiva se ajuste a la realidad de la situación en la zona.

Córdoba también pide ayudas concretras por sus daños


     Por su aprte, ASAJA Córdoba ha presentado mociones en los Ayuntamientos de Fuente Palmera, Guadalcázar, Posadas, Hornachuelos y Almodóvar del Río, solicitando a los plenos correspondientes que apoyen una serie de puntos en las distintas instancias de la administración nacional, autonómica y local, que ayuden en parte a solventar la delicada situación en que han quedado cientos de agricultores de la comarca, a los que recomienda presentar una declaración valorada de los mismos en la Oficina Comarcal Agraria de Posadas y en el Ayuntamiento correspondiente.

     El pasado lunes, en el encuentro mantenido en el Foro Agrópolis en Córdoba, a pregunta del Presidente de Asaja Córdoba, la Consejera anunció que la Junta de Andalucía, tras valorar los daños, estudia la posibilidad de ayudas.

      Durante la pasada semana se registraron en la provincia de Córdoba (Fuente Palmera, Guadalcázar, Almodóvar del Río, Hornachuelos y Posadas) fuertes tormentas de pedrisco que han dañado la mayor parte de las cosechas presentes en los campos de la zona afectada (frutas de pepita y hueso, hortícolas, maíz y algodón fundamentalmente) y producido daños en las futuras (como los cítricos y la aceituna).

     En una primera valoración de ASAJA, los daños ascienden de media a un 70-80% de la cosecha que se encuentra en el suelo y una parte importante de la que ha quedado en los árboles “picada” por el pedrisco, llegando en algunas parcelas y cultivos a perderse el 100% de la misma.  A la vista de la primera valoración, desde la patronal cordobesa se aconseja a los agricultores presentar declaración de daños tanto en la Oficina Comarcal Agraria como en el ayuntamiento correspondiente, de forma que para posteriores acciones haya quedado constancia previa de lo acaecido.

      Por su parte, la Junta de Andalucía está realizando un informe de daños y estudia posibles ayudas . Así respondió el lunes la Consejera Elena Vívoras al Presidente de Asaja Córdoba en el coloquio del encuentro celebrado en el marco del Foro Agrópolis en Córdoba.

Graves daños en Extremadura


      Por su parte, una tormenta de agua y granizo descargó hasta 45 litros por metro cuadrado en apenas 15 minutos en las zonas de la comarca de Mérida, Vegas Altas, Vegas Bajas y Tierra de Barros. Los sectores más afectados han sido los de regadío y el viñedo en secano, incidiendo con mayor intensidad en los cultivos de tomate, frutales, maíz, melón y sandía.

    Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura, señala que “habrá que esperar a los próximos días” para hacer una valoración más concreta de los daños y para ver como evoluciona la climatología: “El problema ahora es el encharcamiento, lo que puede desencadenar problemas fitosanitarios y de enfermedades para los cultivos”. Esto aumentará los costes de producción para el agricultor, que tendrá que hacer frente a más tratamientos y puede ocasionar descensos en las producciones.

    Por ello, Huertas ha reivindicado que Agroseguro agilice los peritajes y que la Administración realice un seguimiento de las zonas y cultivos afectados. Desde UPA-UCE Extremadura exigen al Gobierno extremeño que apueste por “políticas activas en materia de seguros agrarios” para anticiparse a este tipo de situaciones: “Reivindicamos la vuelta al anterior sistema de seguros agrarios para incentivar la contratación y que la línea cuente con un presupuesto suficiente para que nuestro campo esté protegido ante este tipo de situaciones”.

    Hay que recordar que Extremadura ha pasado de contar con un presupuesto de 9,5 millones de euros en 2010 a 4 millones de euros en 2014, y los recortes también se han notado en las partidas nacionales.

CLM pide celeridad a Agroseguros


      Asimismo, la consejera de Agricultura del Gobierno regional, María Luisa Soriano, ha pedido a Agroseguros que agilice las peritaciones para que puedan compensar cuanto antes a los agricultores por las pérdidas que van a tener este año como consecuencia de las tormentas de los últimos días.

     Soriano se ha referido a las últimas lluvias que han caído en la región durante su visita a Torre del Burgo (Guadalajara) donde ha señalado que han afectado especialmente al cultivo de la viña y "estamos teniendo problemas de pedrisco en algunas zonas que están causando pérdidas importantes".

     En concreto, la consejera ha reconocido que en algunas zonas las pérdidas en las cosechas podrían llegar "hasta el 100 % de daño a las viñas".

     En este sentido, ha señalado que los peritos ya están determinando los daños y "hemos pedido a la Entidad de Seguros Agrarios que agilice cuanto antes las peritaciones para que puedan compensar cuanto antes a los agricultores por las pérdidas" que van a tener este año.

      Soriano ha señalado que "todavía no tenemos cifras definitivas de los daños ya que ayer mismo sufrimos nuevos daños en otras zonas de Cuenca y Ciudad Real," y estos acontecimientos meteorológicos se están repitiendo en los últimos días lo que no han permitido a realizar un balance.

El pedrisco afecta a 45.000 hectáreas de cítricos, caquis y hortalizas en la Ribera y la Safor


      La tormenta de granizo que descargó en amplias zonas de la Comunitat Valenciana ha provocado graves y cuantiosos daños en la agricultura. De acuerdo con la primera estimación efectuada por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), la superficie afectada por la piedra, en mayor o menor medida, se sitúa en torno a las 45.000 hectáreas. La comarca de la Ribera, principalmente, pero también la de la Safor, así como determinados puntos de la localidad de Navarrés son las áreas que han sufrido con mayor intensidad las consecuencias de la violenta granizada, mientras que los cultivos que han resultado más perjudicados son, por este orden, cítricos, caquis y hortalizas como el melón o la sandía.

    El grado de afección sobre las cosechas oscila entre el 60% y el 100% de las distintas producciones, una circunstancia que, con toda seguridad, va a tener repercusiones nefastas tanto de cara a las futuras campañas de caqui y cítricos, como para las de la sandia y melón que se encuentran en pleno apogeo en estos momentos.

    En la comarca de la Ribera, los términos municipales de Alberic, Antella, Carcaixent, Massalavés, Alzira, Villanueva de Castelló, la Pobla Llarga, Énova,  Cárcer o Favara son los más afectados por la piedra, hasta el punto de que en algunos casos, tal como han constatado agricultores de las poblaciones de Alberic y Antella, el nivel de las pérdidas se sitúa en torno al 90% de las cosechas de caqui y cítricos de las referidas localidades. La Ribera concentra la mayor parte de los daños causados por la piedra -la cual alcanzó en algunos momentos el tamaño de pelotas de golf- con más de 40.000 hectáreas afectadas.

    Respecto a la situación en la Safor, gran parte de las explotaciones citrícolas de las localidades como Tavernes y Xeraco han sufrido daños de distinta consideración como consecuencia de la granizada. La superficie perjudicada en esta comarca es de unas 5.000 hectáreas.

     El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, señala que “esta tormenta supone un verdadero desastre y lo peor del caso es que llueve sobre mojado y lo ocurrido ayer se suma a otros episodios de pedrisco acecidos recientemente en diversas comarcas valencianas y, sobre todo, a las devastadoras consecuencias de la sequía. Nuestra agricultura está atravesando un momento crítico y la respuesta que hemos recibido por parte de las administraciones no está a la altura de las necesidades de este sector”.