El Pinar emblemático de Soria se incorpora a la regulación micológica

0
10

EFE.- El Pinar Grande, uno de los montes emblemáticos de la provincia de Soria, se incorporará este año a la regulación micológica que el proyecto Myas está implantando en Castilla y León con la intención de aprovechar los recursos de los montes en beneficio de las comarcas productoras.

Pinar Grande, propiedad del Ayuntamiento de Soria y la Mancomunidad de los 150 Pueblos de la Tierra de Soria, en el que hace unas semanas acamparon de manera ilegal unos tres mil jóvenes europeos, se extiende por una superficie de 12.532 hectáreas, en la parte septentrional del Sistema Ibérico y es una de las principales zonas productoras micológicas de la provincia soriana, en la comarca de Pinares.

El presidente de la citada mancomunidad, Julián Díaz, ha reconocido hoy a EFE la necesidad de dar este paso tras años de reflexión, "a la espera de que sea no solo en beneficio del propio monte sino también para los residentes en la comarca de Pinares".

En este sentido ha señalado que la regulación micológica impedirá que cuadrillas de trabajadores inmigrantes, como sucedió la pasada campaña, lleguen en el otoño a Pinar Grande para recolectar sectas sin cuidado.

La decisión adoptada facilitará que los pueblos sorianos de la comarca de Pinares, a los pies de Urbión, se sumen al proyecto de regulación micológica que promueve el Myas y que ya está en marcha en otras zonas de la provincia como los Pinares Llanos y Tierras Altas y se sumará este campaña también una parte de la comarca de El Royo.

En toda Castilla y León, el proyecto Myas tiene reguladas 300.000 hectáreas.

El departamento de investigación forestal de Valonsadero realizó en la década de los noventa un muestreo para evaluar la productividad micológica de este monte y estimó una producción de Boletus Edulis de 29,5 kilogramos/anuales por hectárea, como media, entre los años 1995 al 1997.

Pinar Grande cuenta con un buen número de especies comestibles de interés comercial como los boletus edulis y los níscalos y también comercializa con menor intensidad otras especies como la seta de los caballeros.

Además de Pinar Grande, la Mancomunidad de los 150 Pueblos de la Tierra de Soria y el Ayuntamiento capitalino decidió el viernes sumar a la regulación micológica 712 hectáreas del monte Berrún, aunque ha dejado fuera de la misma las casi 8.000 hectáreas del monte Santa Inés y Verdugal, por la oposición mostrada por el Ayuntamiento de Vinuesa.