El Plan de Calas supera los 70 muestreos de corcho en cinco provincias andaluzas

0
32

       La finalidad fundamental del Plan de Calas consiste en aportar transparencia al mercado del corcho y está orientado a que los propietarios de monte alcornocal y los industriales del sector puedan conocer la calidad del corcho.

     En la campaña de 2014, hasta ahora, se han visitado 72 áreas de descorche, en las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla, alcanzando ya prácticamente la previsión de 75 muestreos en toda la Comunidad Autónoma andaluza, tanto en árbol como en pila una vez extraído el corcho. En las 19 campañas realizadas anteriormente se han emitido 1.222 informes de calidad de corcho y se han muestreado unas 268.000 hectáreas de monte de alcornocal en total.

     Los propietarios tanto de montes de titularidad pública como privada, que estén interesados en beneficiarse de este servicio gratuito pueden enviar una solicitud oficial a los Servicios Centrales de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, a cualquiera de sus Delegaciones Provinciales o a las oficinas de los Parques Naturales. Esta solicitud se puede obtener vía telemática, en la página web www.cma.junta-andalucia.es/medioambiente.

     Una vez se recibe la demanda del servicio, se procede a la estimación de la calidad del corcho mediante muestreos en campo y análisis de laboratorio. Respecto a los muestreos, dependiendo del número de árboles y de las necesidades del propietario, existen dos modalidades, en árbol o en pila. En árbol se realiza un muestreo de la zona de pela que consiste en la extracción de 70 calas a lo largo de la superficie de descorche.

Permite tener a los técnicos una información que permita mejorar la gestión del monte

     Esta modalidad permite a los técnicos obtener mayor cantidad de información, lo cual a su vez les permitirá realizar unas recomendaciones más detalladas para mejorar la gestión del monte. Para la estimación de la calidad de corcho en pila, es decir, una vez extraído del árbol se toman las muestras directamente de las panas de corcho apiladas. El número mínimo de árboles para solicitar el muestreo en árbol es de 500, limitación que no existe para el muestreo en pila.

     Tras la realización de cualquiera de los muestreos descritos, se realiza un análisis de muestras en el laboratorio, para lo cual se procede a su cocido y clasificación para así  elaborar un completo informe de calidad que posteriormente se envía al propietario. En ese informe se le facilita: la información referente a la calidad de su corcho, así como indicaciones sobre plagas, daños de descorche y defectos del corcho observados en el muestreo y recomendaciones para mejorar la gestión de su alcornocal.

     Esta información que se entrega a los propietarios es de gran relevancia, ya que el valor económico de la producción de corcho depende muy directamente de la mayor o menor proporción que se obtenga de cada una de las clases de calidad.

     Las muestras de corcho se conservan en la Suberoteca de Andalucía, localizada en Alcalá de Los Gazules (Cádiz), un centro donde se exponen las calas extraídas de los montes andaluces muestreados desde el año 1995 hasta la fecha actual.

      La Suberoteca, constituye el centro de referencia del corcho andaluz, al disponer de más de 85.000 muestras, por lo que son muchas las empresas corcheras que han utilizado la información del centro, entre ellas las de mayor proyección internacional en el mercado del corcho, favoreciendo con ello, el dinamismo socioeconómico del sector y la transparencia del mercado qué, entre otras cosas, fortalece su estructura y permite un adecuado funcionamiento del mismo.