El Plan de Desarrollo Rural de CLM contará con 154 millones menos que el Plan precedente

0
13

      La cantidad global destinada al nuevo PDR de Castilla-La Mancha supone una reducción de 154 millones de euros respeto de la ficha financiera aprobada por el PDR precedente, establecida en 1.683 millones de euros, correspondiente al período de programación 2007/2013 y al que durante el presente ejercicio 2015 aún se pueden imputar gastos, por último año, para liquidarlo. 

    La reducción, que ya avanzó en febrero la Unión de Uniones de Castilla-La Mancha , obedece a la disminución del porcentaje de cofinanciación del Ministerio de Agricultura en los Planes Regionales aprobado en la Conferencia Sectorial de enero del pasado año en el contexto de acuerdos de aplicación de la PAC, lo que implica que su aportación pasaría de los 307 millones de euros de la ficha financiera 2007/2013 a 115 millones de euros en la ficha 2014/2020, según ratifica la organización agraria.

Preocupación por el recorte en la Unión

    Por su parte, la cofinanciación de la Consejería de Agricultura crecería de los 233 millones de euros del Plan 2007/2013 a los 268 millones del Plan 2014/2020. No obstante, esta mayor provisión "no sería suficiente para compensar la reducción del Ministerio, para lo cual la Consejería debería poner a disposición del nuevo PDR del orden de 422 millones de euros en lugar de 268".

     Los planes de Desarrollo Rural son los que materializan el paquete de medidas estructurales, que incluye, entre otras, algunas medidas tan importantes para el sector agrario como la incorporación de jóvenes agricultores, planes de mejora de explotación, modernizaciones de regadío, compensaciones para zonas desfavorecidas, comercialización, cooperativismo, ayudas agroambientales, producción ecológica o compensaciones a explotaciones en Red Natura 2000.

     Por este motivo, la Unión de Uniones muestra su "preocupación ante la reducción de los fondos disponibles para estas medidas" y reclama de la Junta de Comunidades el esfuerzo presupuestario necesario para que la misma no se produzca.