El Gobierno de Cantabria ultima el Plan de Gestión del Lobo en la región, que cuenta con una partida presupuestaria superior a los 800.000 euros en el proyecto de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2017 y que establecerá líneas de subvenciones destinadas a favorecer la adopción de técnicas de manejo del ganado que contribuyan a reducir el nivel de daños ocasionados por el lobo, como pueden ser vallados protectores o vigilancia de los animales.

Según ha informado el Ejecutivo regional, el Plan de Gestión del Lobo sigue unas líneas de trabajo específicas con el objetivo general de conservar y gestionar las poblaciones de lobo en todo el territorio regional y para contribuir a garantizar la viabilidad de sus poblaciones, asegurando su compatibilidad con el desarrollo económico del medio rural y, especialmente, con la ganadería extensiva, favoreciendo su puesta en valor como elemento clave de la biodiversidad de Cantabria.

Se mantienen las indemnizaciones y se arbitrán medidas para poder agilizar estos pagos

Estas directrices se han dividido en función de sus ámbitos de actuación y sus fines concretos. Así, la normativa sigue unas directrices para la compatibilización con la existencia de ganadería extensiva, para lo cual, entre otras iniciativas, se establecerán líneas de subvenciones destinadas a favorecer la adopción de técnicas de manejo del ganado que contribuyan a reducir el nivel de daños ocasionados por el lobo, como pueden ser vallados protectores o vigilancia de los animales, y que sean compatibles con la conservación del medio natural.

Asimismo, se pondrá en marcha un pago por servicios ambientales para compensar a los ganaderos profesionales de extensivo en zonas con presencia permanente de lobos por aquellos gastos en los que deben incurrir para mantener sus ganaderías en esas zonas. Además, se mejorará la actual política de indemnizaciones por daños de lobo a la ganadería mediando el establecimiento de mecanismos que agilicen la tramitación y el pago.

Entre las directrices del Plan de Gestión del Lobo para el control de la mortalidad ilegal de la especie, se promoverá la implantación de un protocolo de actuaciones ante presuntos casos de furtivismo o envenenamiento y se intensificará la coordinación y colaboración del departamento que dirige Jesús Oria con el SEPRONA y el resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en esta cuestión.

En cuanto a la investigación y el seguimiento del lobo, se potenciarán proyectos de investigación que permitan una mejora en el conocimiento sobre la ecología y su dinámica poblacional y se mantendrá constantemente actualizada una base de datos con toda la información que se obtenga en la región, además de elaborar un censo cada cinco años.

También se fomentarán actividades de sensibilización y educación relacionadas con la especie y su gestión, con especial interés en el medio rural y se promoverán las posibles actividades turísticas o recreativas relacionadas con el lobo.

El borrador de este Plan de Gestión ya ha sido sometido a información pública desde agosto de 2016 y, por tanto, ha estado accesible para que cualquier ciudadano pudiese realizar las aportaciones que estimase convenientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here