El Plan del Ebro incluye una reserva de 6.550 hectómetros cúbicos para Aragón

0
9

    Las previsiones que baraja el Gobierno, ha señalado, es que el borrador del Plan se lleve próximamente al Consejo de Ministros para su aprobación definitiva por real decreto.

    A su juicio, son muchas las mejoras las que introduce el borrador de este plan en relación con el actualmente en vigor y como novedad ha destacado que se incorpora que la Confederación pueda gestionar sus propios aprovechamientos hidroeléctricos.

    Estos rendimientos deberán destinarse a la restitución económica y social del territorio que los genera, la restauración medioambiental, la modernización y eficiencia de regadíos, y las necesidades energéticas de los servicios públicos prestados por el organismo.

Estudio para régimenes de caudales ecológicos en puntos singulares


    El texto también plantea que el organismo llevará a cabo estudios específicos para la determinación, concertación e implantación de regímenes de caudales ecológicos en puntos singulares de la cuenca por su interés social o ambiental, entre los cuales se encuentra el Segre a su paso por Lleida y el Cinca, aguas abajo de El Grado.

    Asimismo, el nuevo plan del Ebro adopta una serie de medidas para la mejora del estado de las masas de agua de la cuenca.

    De acuerdo con las previsiones, del 74% de las masas de agua superficial que a día de hoy se encuentran en buen estado se aumentaría hasta el 85,3% en el año 2015.

    En cuanto a si la cuenca es o no deficitaria, ha señalado que el plan explica que no es globalmente deficitaria ya que en la actualidad el consumo se limita a un 34% de las aportaciones naturales.

    Según Ramos, el valor de 900 hm3/año de déficit medio que indica el plan es reflejo de la irregularidad hídrica que registran los ríos mediterráneos.