El nuevo Plan Director de la Dehesa, recientemente aprobado, contempla una serie de medidas de las que se beneficiarán más de 2.600 fincas de las provincias de Cádiz y Málaga (1.623 de Cádiz y 1.105 de Málaga) que engloban un total de 104.000 hectáreas dedicadas al que es el principal sistema agroforestal de Andalucía. Así lo ha confirmado el secretario general de Agricultura y Alimentación, Rafael Peral, que ha presentado este jueves 30 en El Bosque (Cádiz) las líneas estratégicas (17) de este Plan Director de la Dehesa, que cuenta con un presupuesto propio inicial de 86 millones de euros hasta 2021.

Peral ha destacado que, con cerca de 1,2 millones de hectáreas, la dehesa y tiene una gran importancia ambiental, social y económica en Andalucía. Ha concretado que Cádiz dispone de casi 71.000 hectáreas de este agrosistema, lo que representa el 7,5% de la comunidad, agrupadas en más de 1.600 explotaciones; mientras que Málaga dispone de casi 33.000 hectáreas, el 3,5% andaluz, concentradas en 1.015 fincas. En total, casi un centenar de municipios andaluces cuentan con una superficie significativa de formaciones adehesadas y en total viven en estos municipios más de 240.000 personas.

17 líneas estratégicas se integran en el Plan de Desarrollo Rural (PDR) andaluz, que destina más de 86 millones de euros

En el acto de presentación del Plan Director de la Dehesa también han estado presentes el director general de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, Javier Madrid; el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de Cádiz, José Manuel Miranda; el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Cádiz, Ángel Acuña; y la alcadesa de El Bosque, Pilar García. En su intervención, Peral ha explicado que la dehesa genera productos de gran calidad, con un tejido agroindustrial de más de un centenar de mataderos y 274 industrias cárnicas, muchas de ellas en la Serranía de Ronda, en torno a núcleos como Benaoján. También son muy importantes las actividades relacionadas con la extracción de corcho o la caza, siendo Cádiz la principal provincia corchera de Andalucía, con 13.500 toneladas.

Para respaldar a la dehesa, el secretario general de Agricultura ha explicado que la Junta elaboró una ley específica para conservar y fomentar este agrosistema, en la que se enmarca el Plan Director de las Dehesas de Andalucía como instrumento de planificación general para los próximos 20 años. Un documento que muestra el esfuerzo conjunto y coordinado de las Consejerías de Agricultura y Medio Ambiente para impulsar medidas a favor de la dehesa. Las actuaciones de este plan se orientan a simplificar la relación administrativa, coordinar los esfuerzos públicos y fomentar la innovación, investigación, formación y asesoramiento en torno a esta superficie agroforestal.

El secretario general de Agricultura ha recordado que las 17 líneas estratégicas se integran en el Plan de Desarrollo Rural (PDR) andaluz, que destina más de 86 millones de euros para los primeros años de puesta en marcha de este plan (hasta 2021), un presupuesto que se complementa con 119 millones de euros anuales de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) para pastos y asociadas a la ganadería que perciben los productores andaluces. Además, la dehesa andaluza se beneficia también de cerca de ocho millones de euros que se están destinando al proyecto Life Bio-Dehesas, que ha contribuido a poner en marcha este Plan Director de la Dehesa y los los Planes de Gestión Integral y el censo de las dehesas, así como a elaborar una guía de buenas prácticas y establecer una red de dehesas productivas y respetuosas con el medio ambiente (fincas demostrativas).

El PDR incluye operaciones dirigidas específicamente a la dehesa, entre las que se encuentra la ayuda agroambiental puesta en marcha para la conservación y mejora de pastos de dehesa (28 millones de euros) y un servicio de asesoramiento específico, junto a medidas que favorezcan la implantación y regeneración de los sistemas agroforestales de dehesa y la puesta en marcha de los Planes de Gestión Integral. Además, fincas adehesadas tienen también acceso a otras medidas de este programa que respaldan, por ejemplo, proyectos de modernización de las explotaciones e industrias, promoción de productos de calidad, actuaciones dirigidas a la prevención de incendios, líneas impulsadas por los Grupos de Desarrollo Rural o la incorporación de los jóvenes al campo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here