El Plan Hidrológico del Tajo no logra atajar la guerra del agua entre las comunidades

0
2

    El primer en hablar ha sido el propio ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, quien afirmó que el nuevo Plan Hidrológico del Tajo es "equilibrado" y cumple con el compromiso de dar agua al Levante. "Se ha hecho un esfuerzo de diálogo y de entendimiento en busca de un equilibrio donde no hay ni vencedores ni vencidos, sino que lo que tenemos es que garantizar agua suficiente para todos los aprovechamientos y hacer en el Tajo las inversiones necesarias", afirmó a su llegada al Consejo de ministros europeos de Medio Ambiente. El Ministerio de Agricultura sacó este miércoles a consulta el borrador del Plan Hidrológico del Tajo, que establece un caudal mínimo en la cabecera de 400 hectómetros cúbicos, en lugar de los 240 actuales.

    Preguntado por las quejas expresadas por algunas asociaciones agrícolas del Levante sobre esta medida, que consideran que complicará el trasvase del Tajo al Segura, el ministro afirmó que el borrador garantiza un buen reparto de los recursos hídricos.

    "Nosotros estamos respetando plenamente los compromisos que existen de dotar de agua al Levante español", aseguró Arias Cañete, quien explicó que el Plan garantiza unos "caudales ecológicos en la comunidad de Castilla-La Mancha, que son absolutamente necesarios desde un punto de vista medioambiental".

    "Si estuviéramos en un escenario paralizado de que no se va a hacer ninguna infraestructura en el Tajo, podría yo entender alguna pequeña suspicacia de alguna organización agraria, pero este es un compromiso a largo plazo de ordenación de un río para muchos años", añadió.

    El ministro español indicó que el Gobierno ha mantenido un "diálogo muy franco" con todas las administraciones implicadas, incluidos las Comunidades Autónomas de Castilla-La Mancha, Valencia y Murcia, y con los regantes de estas regiones. "Vamos a hacer las cosas con rigor y con seriedad", garantizó.

    Arias Cañete recalcó que es necesario tener en cuenta las necesidades de todas las Comunidades Autónomas y consideró que el Tajo "es el río más complicado de regular, porque no solo afecta a las cuencas por las que discurre y a los territorios que atraviesa, sino que la infraestructura del trasvase (al Segura) también afecta a muchas más regiones".

    El Plan Hidrológico del Tajo implica a las comunidades autónomas de Madrid, Extremadura, Castilla y León y Aragón, además de Castilla-La Mancha, ya que todas ellas tienen territorios en esta cuenca.

    Arias Cañete explicó que el borrador del Plan incluye muchas obras de infraestructura adicionales para garantizar un equilibrio entre las regiones a largo plazo y que prevé más de 4.000 millones de euros en inversiones e infraestructuras "para que podamos atender todas las necesidades".

Para el PSOE, todo es "un fraude"

   En el plano político, el líder del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha manifestado su "indignación" con un borrador del plan del Tajo que, a su juicio, es "un fraude", una solución "simulada y diferida" para "tapar" el problema del agua, pero "sin cumplir" ningún compromiso.

     García-Page se ha pronunciado así, durante la presentación de un libro  a preguntas de los periodistas sobre el borrador del plan de la cuenca del Tajo dado a conocer ayer, que propone aumentar de 240 a 400 los hectómetros cúbicos de reserva mínima que debe haber en los pantanos de cabecera para poder hacer un trasvase al Segura.

    El líder socialista ha reconocido que sintió "mucha indignación" al conocer el documento, pues cree que es "increíble" que después de "tantas batallas y peleas, se ponga en marcha una especie de solución simulada, diferida".

    A su juicio, se ha llegado a este borrador a través de un "pasteleo" entre el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, para "tapar el problema del agua".

    "No se aborda el problema del agua, eso es una enorme mentira", ha aseverado García-Page, quien ha señalado que tanto "Valcárcel ha dejado tirados muchos de sus compromiso" como Cospedal, que lo ha hecho "prácticamente con todos".

    En este sentido, ha criticado que se haya "pasteleado un acuerdo" sin contar ni con la oposición, tanto en Murcia, Valencia o Castilla-La Mancha, ni con los integrantes de la Mesa del Agua.

     "Es un acuerdo de tapadillo, para que se acabe el problema en publico", ha insistido el líder socialista, quien ha recordado que Cospedal "voto aquí la caducidad del trasvase".

     Ha profundizado en el contenido del documento y ha opinado que la reserva que se establece es "también diferida" porque "queda a expensas de la arbitrariedad del ministro de turno".

IU quiere un consenso… sin PP y PSOE

   Desde Izquierda Unida se ha hecho un llamamiento a organizaciones sociales para trabajar juntos, "al margen" de PP y PSOE, en la presentación de alegaciones al borrador de la cuenca del Tajo, que es "muy mejorable" porque atiende más las necesidades de los regantes del Levante que las de Castilla-La Mancha.

     Así lo ha asegurado el coordinador regional de IU, Daniel Martínez, en una rueda de prensa, en la que ha criticado tanto al PSOE como al PP por el "ridículo" que están haciendo al querer perpetuar la denominada ‘guerra del agua’.

    Entre las organizaciones llamadas a "hacer una piña" y que no están "contaminadas" por la ‘guerra del agua’ ha citado a la Plataforma en Defensa del Tajo y del Alberche, la Red del Tajo y la Asociación de Municipios Ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía.

    Ha criticado al PSOE de la región por carecer de una "estrategia y una postura clara" respecto al Tajo y al PP por velar más por los intereses de los regantes de Murcia y Valencia que por los intereses de los castellano-manchegos.

    Respecto a la posición de la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, en este asunto, el coordinador regional de IU ha indicado que "actúa" más como secretaria general del PP que como presidenta de la comunidad, con el fin de "evitar problemas a Rajoy".

     Daniel Martínez ha criticado también al PP por dar por hecho que el borrador es algo definitivo, cuando "es el comienzo de un periodo de seis meses de alegaciones y no es un fin en si mism", aunque ha valorado de forma positiva que exista ya un proyecto, aunque con casi cuatro años de retraso.

     En principio, la postura que ha venido manteniendo IU es la de aumentar hasta los 480 hectómetros cúbicos el agua que ha de haber como reserva estratégica en los pantanos de la cabecera y reducir a la mitad, es decir, a 300 hectómetros, el volumen de agua anual que se debe trasvasar a la cuenca del Segura, que se mantiene en 600.

Para COAG Murcia se confirma la amenaza

    Para el presidente de COAG-Región de Murcia, Miguel Padilla, ha dicho que el borrador consuma "la amenaza que pendía sobre los regadíos de Murcia, de Albacete y de Alicante, desde que se conocieron los primeros borradores hace ya cuatro años".

    Cuando esté la reserva de 400 Hm3 en la cabecera del Tajo "se puede convertir en un lastre inasumible para nuestra economía agraria", ha aseverado, por lo que intentarán frenar "este nuevo ataque a los intereses de los regantes" con alegaciones.

     En el proyecto de Plan del Tajo se recoge que el caudal en los embalses de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, se aumentará de forma paulatina en un plazo máximo de cinco años desde los 240 hectómetros cúbicos actuales hasta los 400, pero que se aplicaría de forma automática si las lluvias permitieran que el agua embalsada llegase a los 900 hectómetros cúbicos. "Una vez más los regantes murcianos, al igual que el resto de regantes del sureste, sufrirán otro recorte de sus derechos si por fin se aprueba el Plan Hidrológico del Tajo", ha apuntado.

    De esta forma, en su opinión, "se daña una actividad económica que es la que más contribuyen al equilibrio de la balanza comercial de España gracias a la exportación de frutas y hortalizas, y generadora de un empleo estable que se cifra en 80.000 puestos de trabajo directos y otros 150.000 indirectos", ha añadido.

    Ha señalado que el déficit de agua que el Plan del Segura establecía era de 480 Hm3, "cifra similar a la que se deriva de los documentos conocidos hasta ahora para su revisión actualmente en curso y cuyo proceso de debate, por cierto, fue frenado hasta saber lo que ya sabemos del Plan del Tajo".

    Por último, ha pedido que se reinicie el proceso de debate del Plan Hidrológico del Segura "en el que han de contemplarse las medidas concretas que hagan posible en mantenimiento de la actividad agraria en sus actuales dimensiones, así como soluciones para los más graves problemas que tenemos en nuestra cuenca".

Para la Generalitat, el travase está asegurado

    El vicepresidente del Gobierno valenciano, José Císcar, ha asegurado que con el borrador del Plan Hidrológico del Tajo el trasvase del Tajo al Segura "está garantizado", y ha anunciado que "va a haber muchas más novedades que son muy positivas" para el trasvase.

     El vicepresidente ha señalado además que van a seguir hablando y negociando con el Ministerio de Agricultura y van "a conseguir un acuerdo que va a satisfacer a los regantes de la Comunitat Valenciana y a todas las partes interesadas", porque de eso se trata cuando se habla de agua, que es "un tema muy sensible y muy complejo".

     El también titular de la Conselleria de Agricultura, quien ha adelantado que llevará un informe a la reunión del Gobierno valenciano sobre esta cuestión, ha resaltado que en ese borrador "han desaparecido" unos incrementos de caudales ecológicos en Aranjuez de 10 a 16 metros cúbicos por segundo y en Talavera de 6 a 10 metros cúbicos por segundo, que "eran mortales" para el trasvase.

     Según ha dicho, si se hubiese mantenido la propuesta que hizo el gobierno socialista castellanomanchego de José María Barreda, "amparada" por José Luis Rodríguez Zapatero, de mantener 600 hectómetros cúbicos de línea de reserva, más incrementar los caudales ecológicos en Talavera y Aranjuez, "el trasvase estaría muerto".

     "Es muy importante que esos caudales ecológicos se hayan mantenido como estaban en el Plan Hidrológico vigente, el de 1998", ha manifestado Císcar.

     Ha destacado que el PSOE de Castilla-La Mancha ha afirmado que el trasvase "está garantizado a perpetuidad", lo que "es verdad", ya que con este borrador de Plan hidrológico el trasvase "se va a mantener, pero no solo eso", como dará a conocer en la reunión del Gobierno valenciano.