El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha informado a petición propia en el Parlamento andaluz del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales en Andalucía que se desarrolla desde el 1 de junio al 15 de octubre, coincidiendo con la época de peligro alto de incendios, y en la que participan más de 4.500 profesionales. La campaña del Plan Infoca para 2018 dispone de un presupuesto de 167,47 millones de euros, lo que supone un incremento respecto a 2017 de casi 10 millones. De esta cifra, 85, 47 millones se destinan a labores de extinción y 82, casi el 50%, a prevención.

En su comparecencia, Fiscal ha destacado el trabajo que se realiza a lo largo de todo el año para prevenir este tipo de siniestros. Un ejemplo de ello son los trabajos manuales que se han ejecutado sobre 6.051 km lineales de cortafuegos y los mecanizados en otros 5.630 km. A estas cifras hay que añadir las labores de desbroces y la reducción de vegetación que benefician a más de 4.200 hectáreas de terrenos forestales y los trabajos de la Red de Áreas Pasto Cortafuegos de Andalucía (Rapca), que actúa con 125.000 cabezas de ganado en 3.342 kilómetros de líneas aéreas y fajas auxiliares.

Otras medidas eficaces del Plan Infoca para prevenir los incendios son las relacionadas con el mantenimiento de caminos forestales, en los que se van a invertir más de 5 millones de euros,  la convocatoria de ayudas a la prevención de incendios forestales, que asciende a 14,5 millones de euros para tres anualidades; o la prohibición de barbacoas y quemas agrícolas. A ello hay que añadir los convenios de colaboración que mantiene la consejería con los tres principales gestores de infraestructuras públicas: Red Eléctrica de España, Endesa y Adif, que con una inversión cercana a los 11 millones de euros permiten actuaciones de selvicultura preventiva sobre líneas eléctricas y vías férreas.

El consejero ha resaltado también el esfuerzo que realiza la Junta de Andalucía para mejorar la estabilidad y preparación del dispositivo, tal y como se refleja en las jubilaciones parciales con contratos de relevo al 50%, lo que conlleva la incorporación de personal relevista, casi, 153, lo que permitirá rejuvenecer el dispositivo. Una cifra a la que hay que sumar otros 109 indefinidos no fijos, así como los 50 nuevos trabajadores, entre bomberos forestales y conductor operador de autobomba, provenientes de la Oferta Pública de Empleo resuelta el pasado año. A todo ello hay que añadir la total renovación de las prendas de extinción y la adquisición de nuevos complementos y accesorios para que estos trabajadores puedan desarrollar con seguridad su trabajo. En este sentido, ha destacado la contratación para el suministro de equipos de protección individual por un importe de 4,8 millones de euros, con vigencia de dos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here