El Plan especial para la biomasa forestal incluye actuaciones programadas durante cuatro anualidades en 5.179,9 hectáreas de montes públicos de la Región de Murcia, entre ellos Sierra Espuña, Sierra de la Pila, Sierra de Ricote y sierras de Cehegín.

Según informaron fuentes de la Administración regional, el objetivo de este plan es definir las zonas de actuación prioritarias para la obtención de biomasa forestal a través de tratamientos selvícolas específicos, y enmarcarlas en sus planes técnicos de gestión forestal sostenible.

Tras eso, hay que presentar pendientes inferiores al 30 por ciento (con máximos del 45 por ciento) con el fin de permitir el mayor grado de mecanización del proceso de obtención de la biomasa, y realizar estos tratamientos en masas arboladas densas, principal objetivo de los mismos.

Con estos requisitos, se estima que la disponibilidad de superficies susceptibles de aprovechamiento de biomasa forestal asciende a un total de 30.268 hectáreas en el conjunto regional, indicaron las fuentes.

La Región de Murcia viene apostando desde hace años por la valorización y movilización de la biomasa agro-forestal para su uso energético sostenible, de ahí la necesidad de cuantificar, planificar y formalizar todos los procesos de valorización de la biomasa, con el fin de cimentar el desarrollo de un mercado productivo y competitivo en este sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here