El pleno de la Diputación de Alicante ha aprobado hoy por unanimidad solicitar al Gobierno la urgente puesta en marcha de medidas dirigidas a paliar la situación del sector agrícola en esta provincia ante la situación de sequía que padece.

0
14

EFE.- A través de un escrito, firmado por PP y PSOE, la institución provincial recuerda que la provincia de Alicante se enfrenta a uno de los años más secos de las últimas décadas ya que la lluvia registrada ha sido un 90% menos de lo normal.

Esta situación, según han recordado, ha provocado ya daños en un 45% de los cultivos leñosos y la producción de secano que puede verse afectada supera en valor los 46 millones de euros, especialmente en las cosechas de almendra, frutos secos, olivar y viñedos.

Además, los cultivos de regadío también están sufriendo los efectos de la sequía ya que los agricultores no pueden regar adecuadamente por el elevado precio del agua.

"Este tipo de cultivos son el eje fundamental de la economía de muchos municipios alicantinos y generan 46 millones de euros en origen", añade el escrito.

A juicio de populares y socialistas, "estamos hablando de pérdida de puestos de trabajo y de población ante la falta de empleo, por lo que las consecuencias de esta sequía pueden terminar por dar la puntilla a muchas economías locales que ya están fuertemente debilitadas por los efectos de la crisis", recoge el acuerdo.

Por otra parte, la Diputación ha dado su apoyo a la Denominación de Origen Vinos de Alicante al resaltar la importancia económica, cultural, turística, medioambiental y estratégica del sector del vino en esta provincia.

Por ello, reclama que la zona de producción de la DOP Alicante descrita en el Reglamento 5/2011 de la Conselleria de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua se mantenga "en exclusiva para la misma, negando cualquier anexión territorial que realicen terceros con los que no se tiene ningún vínculo".