El pleno del Parlamento Europeo respalda finalmente una PAC más ecológica

0
3

    Es la primera vez que el Parlamento decide la nueva política agraria en pie de igualdad con el Consejo. Con el voto de hoy, los eurodiputados determinarán el mandato del PE en las negociaciones con el Consejo y la Comisión, que deberían empezar a principios de abril (la primera ronda de negociaciones está prevista el 11 de abril). El objetivo es llegar a un acuerdo en junio.

   El presidente de la comisión de Agricultura del PE, Paolo de Castro (S&D, Italia), ha declarado que "hemos logrado el equilibrio entre la seguridad alimentaria y la protección medioambiental, de modo que la nueva política agraria de la UE pueda aportar más bienes públicos a los ciudadanos europeos. Pero también hemos conseguido una política menos burocrática y más justa para los agricultores, al tiempo que hemos reforzado su papel para hacer frente a las crisis. Esta será nuestra posición de cara a las negociaciones con los Estados miembros".

Distribución más justa de las ayudas

    El mandato negociador sobre los pagos directos, elaborado por el socialista portugués Luis Manuel Capoulas Santos, propone flexibilizar el plazo para la "convergencia interna" de las ayudas (dentro de un Estado o en una región). Mientras que la propuesta de la Comisión defendía que a partir de 2019 todos los pagos tuviesen "un valor unitario uniforme", los eurodiputados apoyan que para entonces los pagos puedan desviarse hasta un 20 por ciento de la media. Esto es positivo para España, puesto que se respetan en mayor medida los llamados "derechos históricos", que explican las diferencias actuales en las ayudas.

   Sin embargo, en los casos en que se reducen los pagos, el nivel de 2019 no podrá ser más de un 30 por ciento inferior al de 2014.

    El Parlamento también propone que ningún agricultor europeo reciba menos de un 65 por ciento de ayudas de la media comunitaria. Esta "convergencia externa" beneficia especialmente a los agricultores de los países del este, puesto que el nivel de los pagos es más bajo.

   Al vincular las ayudas a las hectáreas cultivadas, la propuesta de la Comisión obviaba una figura típica del campo español como es la del "ganadero sin tierras" (aquel que no es dueño de las tierras donde pasta). La Eurocámara se ha posicionado hoy a favor de minimizar el impacto de esta medida incrementando el nivel de los pagos asociados del 10 por ciento propuesto por la CE hasta el 15 por ciento.

Un "greening" más flexible

    La Eurocámara apoya destinar el 30 por ciento de los sobre nacionales a pagos directos dirigidos a los agricultores que cumplan tres prácticas agrícolas beneficiosas para el medio ambiente: la rotación de cultivos, el mantenimiento de pastos permanentes y la creación de "áreas de interés ecológico" en al menos el 7 por ciento de la superficie agrícola. Sin embargo, aboga por flexibilizar y aplicar de forma más gradual estas medidas.

   Por ejemplo, las explotaciones de menos de 10 hectáreas quedarían exentas de la obligación de rotar los cultivos, al igual que las plantaciones arbóreas permanentes, como los olivares o los frutales, y los cultivos acuáticos (ej. arroz en el Delta del Ebro).

   Además, las plantaciones de entre 10 y 30 hectáreas podrán rotar dos cultivos y a partir de las 30 hectáreas se rotarán 3 cultivos. En líneas generales, la Comisión proponía imponer la rotación obligatoria de 3 cultivos a las plantaciones de al menos 3 hectáreas.

   A diferencia de la propuesta de la Comisión, los arbustos también serían considerados pastos permanentes, lo cual es importante para los agricultores españoles.

   Los eurodiputados también proponen flexibilizar las normas, de modo que el primer año de aplicación de la nueva PAC, las explotaciones de más de 10 hectáreas estén obligadas a dedicar un 3 por ciento (y no un 7 por ciento como proponía la CE) de las tierras a "áreas de interés ecológico".

   A partir del 1 de enero de 2016, estas tendrían que abarcar el 5 por ciento de las tierras cultivables y la Comisión presentaría para marzo de 2017 un estudio sobre la viabilidad de incrementar este índice hasta el 7 por ciento.

Techo de las ayudas

    Una mayoría de eurodiputados ha respaldado la propuesta de la CE de fijar un techo máximo de 300.000 euros al año para las ayudas directas que recibe cada explotación. Los grupos S&D y Verdes habían presentado varias enmiendas para reducir este límite, pero fueron rechazadas.

   La Eurocámara defiende que el límite de las ayudas no se aplique a las cooperativas y no penalice los costes del empleo.

Más fondos para jóvenes agricultores y pequeñas explotaciones

    Con el fin de atraer a las personas jóvenes a la agricultura, la Eurocámara propone un 25 por ciento adicional de ayudas a los jóvenes agricultores (hasta 40 años), para un máximo de 100 hectáreas.

    Además, según el texto de aprobado hoy, los países de la UE estarían obligados a utilizar el 2 por ciento de su sobre nacional en ayudas a los jóvenes agricultores (y no "hasta el 2 por ciento" como propuso la CE).

   Los Estados miembros también decidirían si desean establecer un mecanismo de apoyo a los pequeños agricultores, que podría alcanzar hasta el 15 por ciento del sobre nacional (frente al 10 por ciento que sugirió la CE). En caso afirmativo, los agricultores que reciban menos de 1.500 euros en ayudas directas serían incluidos automáticamente en este régimen. La propuesta de la CE decía que los pequeños agricultores tendrían que solicitar su inclusión en el mecanismo.

   Los pequeños agricultores recibirían un mínimo de 500 euros y un máximo de 1.500 (comparados con los 1.000 que propuso la CE).

Sí a las ayudas a la producción de tabaco

    La propuesta de la CE permite conceder ayudas asociadas a algunos sectores que atraviesen dificultades. La Eurocámara ha aprobado una enmienda en la que propone ampliar la lista de sectores e incluye, entre otros, el tabaco. El pleno ha rechazado una modificación del grupo GUE/NGL contraria a las ayudas a la producción de este bien..

    Por tanto, la posición final de la Eurocámara es idéntica a la inicial de la CE y permitiría dar ayudas asociadas a los siguientes sectores: cereales, oleaginosas, proteaginosas, leguminosas de grano, lino, cáñamo, arroz, frutos de cáscara, patatas para fécula, leche y productos lácteos, semillas, carne de ovino y caprino, carne de vacuno, aceite de oliva, gusanos de seda, forrajes desecados, lúpulo, remolacha azucarera, caña de azúcar y achicoria, frutas y hortalizas y árboles forestales de cultivo corto.

Superficie elegible

    El pleno ha aprobado, por 352 votos a favor, 294 en contra y 36 abstenciones, una enmienda conjunta de las eurodiputadas españolas Esther Herranz (PPE) e Iratxe García (S&D) sobre la superficie elegible para recibir los pagos comunitarios.

    La propuesta de la CE suponía incrementar en casi un 90 por ciento la superficie elegible para las ayudas en España, lo cual supone un problema. Esta enmienda daría a los países más libertad para elegir las hectáreas susceptibles de recibir ayudas.

Respuesta a futuros casos como el del E. coli

    El PE respalda la creación de un régimen de ayudas especiales para compensar los daños a los agricultores por la caída repentina en la demanda de un producto debido a una alarma sanitaria, como la crisis del E.coli en junio de 2011, que perjudicó a muchos agricultores españoles. Este mecanismo estaría financiado al 100 por cien por la UE.

Un papel más activo de las organizaciones de productores

    En el informe sobre la OCM única elaborado por el francés Michel Dantin (PPE), el PE propone, , reforzar el papel de las organizaciones de productores, que podrían negociar los términos de los contratos de suministro, incluido el precio, con transformadores y distribuidores (cadenas de supermercados, por ejemplo).

Azúcar

    Los eurodiputados defienden la extensión, hasta 2020, del régimen existente de cuotas en el sector del azúcar (la Comisión propuso 2015). Este es un objetivo prioritario para el campo español.

Vino

    Los derechos de plantación de viñedos se mantendrían, al menos, hasta 2030 (frente a la propuesta de la CE que marcaba 2016 como fecha límite).

Leche

    España ha pedido en varias ocasiones prolongar el régimen de cuotas del sector lechero, que expirará en 2015. Sin embargo, la Eurocámara no modifica este plazo. Sin embargo, los diputados apoyan la concesión de ayudas durante al menos tres meses a los productores que reduzcan voluntariamente su producción al menos un 5 por ciento.

Más transparencia

    La Eurocámara ha votado a favor de publicar cada año los beneficiarios de las ayudas agrícolas. Además, los diputados han introducido una lista de entidades, como aeropuertos o clubes de golf, que quedarían automáticamente excluidas de los fondos comunitarios, a no ser que demuestren que la agricultura representa una parte sustancial de sus ingresos.

Resultado de las votaciones

    El informe sobre los pagos directos ha sido aprobado por 427 votos a favor, 224 en contra y 32 abstenciones (Luis Manuel Capoulas Santos).

    El informe sobre el futuro del desarrollo rural ha sido aprobado por 556 votos a favor, 95 en contra y 18 abstenciones (Luis Manuel Capoulas Santos).

    El informe sobre la OCM única ha sido aprobado por 375 votos a favor, 277 en contra y 24 abstenciones (Michel Dantin).

    El informe sobre la financiación, gestión y seguimiento de la PAC ha sido aprobado por 474 votos a favor, 172 en contra y 23 abstenciones (Giovanni La Via).