El PP critica que la Comisión Europea ignore los incumplimientos de Marruecos

0
5

EFE.- Lamentaron que la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo, celebrada el pasado jueves en Bruselas, se conociera el nuevo acuerdo de Asociación entre Marruecos y la UE, sin que se haya adoptado ninguna medida para prevenir esos incumplimientos.

A través de un comunicado el PP ha insistido en que la OLAF ha hecho públicos los problemas e irregularidades que se registran en las importaciones de tomates marroquíes, al mismo tiempo que pone sobre la mesa que se ha evitado el pago de derechos adicionales exigibles y ha recomendado la reforma del reglamento vigente.

Para Mato, Herranz y Zalba es necesario que se solucionen los problemas detectados en el acuerdo que está aún en vigor, teniendo en cuenta que hasta ahora no han sido corregidos y que la nueva propuesta que se debate tampoco los subsana.

El PP apuesta por los acuerdos internacionales de la UE con países terceros y mucho más con los de su entorno, como es el caso de Marruecos, pero los eurodiputados insistieron en que es necesario que dichos acuerdos sean "justos, ecuánimes y que cumplan unas mínimas garantías", y que defiendan los intereses de los ciudadanos europeos consumidores, productores y contribuyentes.

Por Gabriel Mato resulta "inaceptable" que se firme un nuevo acuerdo aún más favorable para Marruecos cuando el vigente se incumple de forma reiterada tanto en precios de referencia como en contingentes.

Al respecto, recordó que en diciembre de 2010 entraron en la UE más de 80.000 toneladas de tomate marroquí cuando el cupo fijado se situaba sólo en 31.000.

Ante esta situación, critica que, en la reunión de ayer, el presidente de la Comisión de Comercio Internacional, el socialista portugués Vital Moreira, no cediese el turno de palabra a todos los eurodiputados que lo habían solicitado, como es el caso de los miembros de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural.

Mato precisó que la Comisión de Comercio Internacional debería tener en cuenta el posicionamiento de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, que ha expresado su "rotunda negativa" a un acuerdo que, tal y como se plantea, perjudica seriamente a los intereses del sector hortofrutícola de Canarias, Andalucía, Murcia y de otras regiones europeas.

Asimismo, alertó que la Comisión Europea no ha realizado ningún informe previo de evaluación del nuevo acuerdo, en el que, añadió, quedaría patente los perjuicios que conlleva para el campo español, que podría desembocar en un abandono de las producciones y un aumento del desempleo "en un momento especialmente difícil".

Por su parte, Pablo Zalba apuntó que el contexto actual es muy diferente al del año 2009, cuando se negoció el vigente Acuerdo de Asociación entre Marruecos y la UE, y explicó que la situación de Europa y de España es "mucho más dramática", especialmente en el sector agrícola, al mismo tiempo que la situación de Marruecos ha cambiado en muchos aspectos.

Zalba dijo que el PP no está en contra del acuerdo comercial, pero que en él es necesario "potenciar un comercio equilibrado que garantice el desarrollo de ambas partes, Europa y Marruecos".

Para ello apostó por "acuerdos recíprocos, que garanticen el cumplimiento de unos mínimos estándares sociales, medioambientales y fitosanitarios" porque hay que garantizar la seguridad alimentaria en Europa.