El PRD propone duras sanciones por desperdicio de agua

0
15

El Informador.- Ante la falta de agua, que cada vez es más crítica, diputados federales y locales del PRD anunciaron que impulsarán reformas a la Ley de Cultura Cívica de la capital para endurecer las sanciones por desperdiciar agua, y de aprobarse, las multas se elevarían a más de 300 días de salario mínimo.

En la actualidad, la fracción VIII del Artículo 26 de dicho ordenamiento dispone que la sanción por desperdiciar agua es equivalente a una multa de 21 a 30 días de salario mínimo o arresto de 25 a 36 horas.

El legislador federal, Carlos Augusto Morales y los asambleístas Esthela Damián, Daniel Ordóñez y Efraín Morales, aseguraron que también buscarán que el endurecimiento de las penas sean extensivas a todo el ámbito metropolitano.

Hoy por hoy, más de 50 por ciento de la superficie de la cuenca del valle de México pertenece al Estado de México y en ella, expusieron, se asienta aproximadamente 70 por ciento de la población de la entidad.

"Por lo tanto, los habitantes de la vecina entidad están estrechamente vinculados al desarrollo y a los movimientos migratorios del Distrito Federal, es por ello que los acuerdos para el suministro de agua deben coordinarse entre ambos gobiernos", consideraron.

Tras afirmar que la demanda de agua se ha disparado, los legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) advirtieron que el debilitamiento de los mantos acuíferos han producido un hundimiento de casi 12 metros, por lo que se perdió la pendiente del Gran Canal del desagüe que escurría por gravedad volviéndolo insuficiente.

Desde 1992 el Emisor Central, que originalmente era para desalojo de agua de lluvia, también conduce aguas negras y hoy opera por encima de su nivel recomendado con riesgos de inundaciones para la ciudad, alertaron.

Por lo anterior, refirieron que para suministrar agua potable a la ciudad de México y la zona metropolitana se estima que existen mil 581 pozos profundos, aunque la sobreexplotación de los acuíferos ha acelerado el hundimiento de la ciudad.

Mencionaron que si bien el volumen de extracción del Sistema Cutzamala es variable, en general, los máximos se registran desde abril y hasta septiembre, en coincidencia con la época de lluvia.

En correlación, los mayores niveles de almacenamiento inician en septiembre, como resultado de la acumulación de los escurrimientos de lluvia y la disminución de la extracción, y se mantienen hasta marzo, cuando inician los descensos y llega a niveles de almacenamiento mínimo en junio, resaltaron.