El precio de cebolla y patata se sitúa en origen entre 6 y 10 céntimos más bajo que su coste

0
62

      Para ASAJA, los precios de la cebolla han caído en picado desde el inicio de campaña, por lo que muchos productores están almacenando las cebollas en espera de una recuperación de precios en las próximas semanas, tras el fin del periodo de vacaciones estivales.

    Igual circunstancia se da en el caso de la patata, donde el mercado ha estado muy paralizado desde el inicio de campaña.

      De igual forma, los productores de cebollas y patatas están además muy preocupado por el veto ruso a las importaciones de productos agroalimentarios de la Unión Europea. En la provincia el cultivo de la cebolla se localiza principalmente en localidades del Campo de Calatrava, destacando Bolaños. En total, hay unas 3.000 hectáreas sembradas y una producción de unos 185 millones de kilos.

     En cuanto a la patata la zona de producción es similar a la de la cebolla, contando en la provincia con unas 1.000 hectáreas y una producción de aproximadamente 30 millones de kilogramos.

UCCL dona más de 4.000 kilos como protesta

      Por su parte, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha donado cerca de 4.300 kilogramos de patatas al proyecto "Entrevecinos" de Valladolid en señal de protesta contra la situación actual del mercado de este tubérculo en la Comunidad.

     El responsable regional del sector de la patata en UCCL, Guillermo Ruiz, ha denunciado en rueda de prensa el dinero que recibe el agricultor por el tubérculo, un precio que varía entre los 4 y 8 céntimos por kilo, mientras que el consumidor puede pagar hasta 60 y 80 céntimos por la misma cantidad, según ha detallado.

     "No se entiende que el precio de las patatas esté por los suelos cuando el año pasado estaba en unos 30-35 céntimos durante la campaña con la misma cantidad de patatas y con un consumo similar", ha explicado el agricultor.

     Ruiz ha criticado que esta diferencia se debe a una supuesta "especulación total" entre embolsadores y distribuidores, quienes, en su opinión, se benefician de unos agricultores que, ante el miedo de perder todo lo invertido en el cultivo de las patatas, se ven obligados a vender "al precio que sea".

     Asimismo, ha pedido a la Junta de Castilla y León "voluntad política" para sacar el sector adelante y ha afirmado que los planes estratégicos puestos en marcha por la administración son "positivos" aunque, en su opinión, también son más "humo y maquillaje que realidad".

     En ese sentido, ha informado de la necesidad de un marco legal que ampare a los agricultores y de apoyo a la hora de formar al consumidor, de realizar infraestructuras de almacenaje y de transmitir información "clara y transparente" sobre la situación en la producción.

     Ruiz ha defendido la calidad de la patata regional, la cual, en su opinión, es "tan buena o mejor" como la de cualquier otro sitio, si bien ha explicado que es necesario que el consumidor aprenda que lo que se come es lo de dentro, por lo que el aspecto exterior no es tan importante.

      Además, UCCL ha informado de que también donará a "entrevecinos" una cantidad de dinero igual a la diferencia entre el precio pagado al agricultor y el que ellos consideran justo, cifra que ellos estiman en 250 euros en total y que se suma a los 4.300 kilos de patatas que la asociación repartirá entre las quince familias apuntadas al proyecto.