El precio de fincas rústicas baja un 7% en 5 años, frente al 31% de los pisos

0
26

EFE.- Según este análisis, el mercado de las fincas rústicas evoluciona más de dos años por detrás del de la vivienda, por lo que mientras que los precios de los pisos alcanzaron su punto álgido en el precio en 2007, el valor de las fincas rústica siguió creciendo hasta 2010.

En este sentido, el informe resalta que el descenso en el precio de las fincas rústicas fue menor porque la subida previa también lo fue "al estar expuestas a una menor especulación".

No obstante, el precio de las fincas se encuentra en niveles parecidos a los de 2008 y se ve afectado por la crisis económica y sus efectos como las dificultades de acceso al crédito, las incertidumbres sobre decisiones pendientes en cuanto a la Política Agraria Común (PAC) y el descenso de los precios en origen a los productores.

Entre las conclusiones del estudio se abunda en la "inmensa heterogeneidad" de precios de este tipo de suelo, que oscila entre las 2.500 euros por hectárea de terrenos de secano en Aragón a los 300.000 euros por hectárea de cultivos bajo plástico en Andalucía.

Por comunidades autónomas, en Andalucía hay terreno de olivar desde 12.000 euros en secano hasta los 48.000 euros por hectárea en regadío, pastos arbolados entre 3000 y 9.000 euros por hectárea o cultivos hortícolas de invernadero (bajo plástico) entre 150.000 y 300.000 euros por hectárea.

En Castilla-La Mancha, con una importante superficie de viñedo, los precios van desde los de secano a 9.000 euros a los 24.000 euros por hectárea en regadío, mientras que el cultivo del cereal fluctúa entre 3.500 euros en secano a 13.500 euros por hectárea en regadío.

En Castilla y León, con mucha variedad, destaca en viñedo los precios de Toro entre 6.000 y 20.000 euros por hectárea; en Rueda entre 20.000 y 60.000 euros por hectárea y en Ribera del Duero entre 40.000 y 60.000 euros.

En la Comunidad Valenciana el cultivo de cítricos destaca sobre todo lo demás con una horquilla entre 40.000 y 90.000 euros por hectárea, llegando en algunos casos hasta los 160.000 euros por hectárea.

En Aragón existen áreas muy diferenciadas como los espacios montañosos en donde predominan prados para aprovechamiento ganadero y usos forestales con precios entre los 5.000 y los 24.000 euros por hectárea.

En la zona agraria del Campo de Cartagena, en Murcia, en secano los precios oscilan entre 20.000 y 40.000 euros por hectárea, a diferencia de los terrenos de labor de regadío con agua del trasvase Tajo Segura entre 60.000 y 90.000 euros por hectárea y terrenos de regadío con pozo particulares entre 90.000 y 120.000 euros por hectárea.

En Galicia el aprovechamiento agrario es, por excelencia, el ganadero de pastos y prados naturales con unos precios muy variables, entre 10.000 y 100.000 euros por hectárea.

En esta comunidad, para el aprovechamiento forestal los precios oscilan entre 10.000 y 60.000 euros por hectárea, mientras que en pequeñas parcelas agrícolas cercanas a los núcleos urbanos los precios están entre 30.000 y 150.000 euros por hectárea.

En Extremadura, las dehesas extendidas para aprovechamiento ganadero tienen un precio medio entre los 5.000 y 10.000 euros por hectárea, en el regadío destinados a tabaco, pimiento y maíz los precios oscilan entre 8.000 y 15.000 euros y, en el Valle del Jerte, con el cultivo tradicional de cerezo en terrazas los precios varían entre 40.000 y 70.000 euros por hectárea.

En las Vegas del Guadiana, cuyos cultivos fundamentales son el maíz, el arroz, las frutas y hortalizas como el tomate, los precios mínimos están en los 12.000 y los máximos en 38.000 euros por hectárea.

En Cataluña, los precios de las fincas para cultivos de regadío como arrozal, frutales y cítricos se mueven en una horquilla entre 20.000 y 60.000 euros, mientras que en las grandes áreas de riego, con importantes plantaciones de frutales en Lérida, los valores mínimos son de 18.000 y los máximos de 26.000 euros por hectárea.