Los precios del aceite de oliva se han mantenido una semana más, con ligeras bajadas según los datos de Poolred, pero con la buena noticia de que los primeros datos provisionales de salidas en julio, un mes que ha sido muy positivo, con 121.000 toneladas, la mayor cifra registrada en todo lo que va de año y que revela que a falta solo de dos meses para el cierre de la presente campaña los precios en origen pueden haber tocado fondo.

Además, según se adelanta en Olimerca, estos buenos datos, que en muchos sentidos están marcados por el interés de Italia en el aceite español, van a propiciar que se pueda culminar la campaña con un enlace cercano a los 350.000 toneladas, sobre un 20% más que el pasado año, que ya fue bastante justo.

Respecto a los precios, el sistema PoolRed de la Fundación del Olivar anotó una situación de estabilidad en julio, con una leva caída en el virgen extra y ligeras subidas   virgen y lampante. Así, en el extra se fijó un precio medio de 2.761 euros (frente a los 2.787 de la semana anterior), mientras que en virgen hubo una muy tibia subida, al quedar en 2.449, al igual que en el lampante, que subió hasta los2.350 por los 2.326 euros por tonelada de la semana anterior.

La mala noticia es que se ha sabido que desde el año 2012 el consumo de aceite por persona ha ido decayendo hasta llegar a casi un 20% en España, a pesar de siendo un “ingrediente indispensable”, según muestran los datos del ‘Barómetro Carbonell de Comida Casera’. Una radiografía sociológica que define el momento que atraviesan las cocinas de toda España. Unos datos que mantienen la tónica negativa de todo el año, porque hasta el pasado mes de mayo la caída de las ventas había sido del 25,9%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here