El presidente de la D.O Valdepeñas presenta su dimisión “irrevocable”

0
3

EFE.- Prieto, que acaba su mandato a finales del próximo diciembre, en que la presidencia pasará a manos de los industriales, en concreto Carlos Nieto, empleado de Bodegas Félix Solís, ha tomado la decisión en solidaridad con los siete de los diez representantes del sector productor, al que él también pertenece, que dimitieron el pasado 24 de agosto ante "la posición dominante de los industriales".

Prieto, que había asegurado a Efe que dimitiría y dejaría la Interprofesional "por motivos profesionales" cuando acabara su mandato, se ha visto obligado a acelerar su salida tras el ultimátum de los productores que, en varias ocasiones, han pedido su dimisión por estimar que sus intereses no estaban siendo bien defendidos.

Durante la comparecencia en la que ha hecho pública su dimisión, Prieto ha leído un texto, consensuado por las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG, a la que pertenece, y la Asociación de Vendedores de Uva de Denominación de Origen (Asviuva), en el que ha subrayado que la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, ha estado informada en todo momento de sus pasos y decisiones.

Aunque no ha querido pronunciase sobre el futuro de la Interprofesional, fuentes agrarias han asegurado a Efe que los productores dimisionarios volverán a incorporarse a la directiva de la Interprofesional para trabajar en la modificación de los Estatutos, ya que consideran que la presidencia del organismo vitivinícola durante los dos próximos años debe ostentarla un responsable directo de Bodegas Solís y no sus empleados.

Además de esta posibilidad contemplada en los Estatutos para el sector industrial, incidirán en la elaboración del informe jurídico en el que se determine si hay o no abuso de poder por parte del sector industrial, así como rebajar el porcentaje necesario para adoptar o aprobar una decisión en el seno de la Junta Directiva y que está estipulado en el 75 por ciento de los votos.

Otro aspecto que podría modificarse es que los representantes de cooperativas pasen a formar parte del sector industrial en vez de al productor, al que pertenecen en la actualidad.

Los productores han dejado claro que van a trabajar por intentar mejorar "la forma y el fondo" de la segunda denominación de origen más antigua de España y de cuyo futuro han responsabilizado a los industriales.