El primer plan forestal de Baleares persigue la gestión de los bosques

0
24

    Este plan que se desarrollará a partir del 2014 y hasta el 2035 a fin de acogerse a los tres periodos financieros de la Unión Europea, abarca todo el ámbito forestal de Baleares, donde las 222.000 hectáreas de superficie forestal representan el 44 por ciento del territorio insular.

    Según el plan en Baleares hay 20.086 propiedades forestales y 19.019 propiedades agroforestales, con una media de 5 hectáreas por explotación forestal y de 11 hectáreas en el caso de las agroforestales.

    Así, el plan revela que la superficie de montañas públicas en Mallorca asciende a 16.132,30 hectáreas; en Menorca a 1.445,22 hectáreas; en Ibiza a 215,39 hectáreas; y en Formentera a 451,81 hectáreas.

    También concluye que el 93 por ciento de la superficie forestal de Baleares es de titularidad privada, motivo por lo que el conseller ha solicitado la colaboración de los propietarios para desarrollar el plan.

    "Les pedimos la colaboración y como Administración nos ponemos a su disposición", ha dicho Company.

Reactivar y reorganizar el sector forestal


    La estrategia va dirigida a la reactivación y reorganización del sector forestal como motor del desarrollo de las comarcas rurales, la generación de servicios ambientales, implantación de nuevas iniciativas de economía verde, y la puesta en valor de los productos forestales.

    Mediante esta iniciativa también se propone la creación de un órgano encargado de coordinar la política forestal en el que estarán representadas las administraciones, el sector y la sociedad civil.

    El conseller ha considerado que en Baleares a lo largo de muchos años ha imperado una idea que "ha confundido la protección con la prohibición".

    "Proteger es gestionar, no es prohibir. Ha sido precisamente la prohibición lo que nos ha llevado a la desprotección", ha dicho Company en la presentación de este plan que fija objetivos concretos, entre estos de seguridad y calidad ambiental, así como de productividad y rentabilidad de los recursos forestales.

Lograr que el sector sea competitivo


    "Hay que conseguir que el mundo forestal vuelva a ser competitivo", ha apuntado Luis Berbiela, jefe del servicio de Gestión Forestal y Protección del Suelo.

    Berbiela ha indicado que la gestión de los bosques es esencial para evitar casos como los que se dan en puntos de Baleares en los que "en una hectárea crecen 30.000 pinos, cuando la media que de haber 800".

    "A veces cortar un árbol no sólo es bueno, es imprescindible" para prevenir con la gestión de los bosques, ha matizado Berbiela.

    Entre las iniciativas figura la creación de un centro forestal balear dedicado a investigar, innovar y formar en capacitación forestal.

(Foto: www.noticiasforestales.com)