El programa de gestión del lobo en Asturias autoriza abatir ejemplares en cacerías

0
0

    La consejera ha incidido en que la nueva normativa pretende que aquellas áreas que no tienen gestión del lobo "no se vean castigadas por los ataques" de esta especie y que en las áreas de gestión, "ésta sea una realidad par evitar un crecimiento desmesurado de la población".

    En cuanto a la situación del Parque Nacional de Picos de Europa, Álvarez ha recordado que la administración regional sigue pendiente del recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia y que, hasta que esta instancia no se pronuncie, el Principado no tiene capacidad de actuación en el ámbito de dicho espacio protegido.

Se podrá abatir un máximo de 50 ejemplares durante este año


   El programa de gestión del lobo para este año contempla abatir un máximo de 50 ejemplares en toda Asturias durante 2014 teniendo en cuenta el censo actual, los daños habidos en el último ejercicio y la conflictividad social que generan los ataques de esta especie.

    El comité consultivo del Plan de Gestión del Lobo dio el visto bueno al nuevo documento que revisa el plan de gestión de esta especie, que la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos ha actualizado, tras no haber sido modificado desde el año 2002.

    El texto incorpora algunas de las 195 alegaciones aportadas durante el proceso de participación pública al que se sometió y, tras el informe favorable del comité consultivo, el nuevo plan deberá ser aprobado en Consejo de Gobierno antes de ser trasladado a la Junta General del Principado para su debate.

    El programa de control iniciado en octubre de 2012 y que finalizó el 31 de diciembre de 2013 contemplaba abatir 66 ejemplares, una cifra que se quedó finalmente en 46 animales y actualmente se estima que existen 37 grupos de lobos en Asturias.

Acoso ecologista a los ganaderos


    Por su parte,
la secretaria general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Asturias (COAG), Mercedes Cruzado, ha dicho que los ganaderos asturianos sufren un "acoso permanente" de determinados colectivos ecologistas con la finalidad de hacerles "desaparecer para dejar espacio a los lobos".

    Estas afirmaciones, que COAG incluye en un comunicado, se producen cuando existe una investigación abierta por la supuesta duplicidad en el cobro de los daños de la caza por parte de los ganaderos.

    COAG asegura que desde el pasado lunes, los ganaderos asturianos han informado a la Coordinadora que estaban recibiendo notificaciones de la Guardia Civil en las que se leía "imputado no detenido por presunto delito de estafa".

    Desde la organización profesional agraria, insisten en que "en ningún caso" ha habido mala fe por su parte, al desconocer que no les correspondiesen esos pagos, y recuerdan que el colectivo ganadero asturiano vive una "profunda crisis" que compromete seriamente su existencia.