El programa LíderA recupera en la mesa los sabores de la gastronomía rural andaluza

0
0

       En la provincia de Cádiz encontramos muchos proyectos relacionados con la transformación de quesos  elaborados a partir de la cabra de raza payoya en las zonas de la Sierra de Cádiz, Campiña de Jerez y Los Alcornocales.

     Continuando en la provincia de Cádiz, el GDR Campiña de Jerez ha dedicado buena parte de sus recursos a la dinamización del sector agroalimentario y etnológico vinculado a la viña.

Repostería árabe en el Poniente Granadino

     Ya en la provincia de Granada, el GDR del Poniente Granadino ha apoyado la iniciativa de una joven repostera de Loja que ha recuperado la receta tradicional de un dulce árabe de gran tradición en la zona.  De similar parecido y sabor a los afamados roscos de Loja, este obrador artesanal ha recuperado los conocidos “Felipes”.

    En la comarca del Valle de Lecrín, Temple y Costa, el Grupos de Desarrollo Rural ha apostado por los licores y mermeladas de antaño. Es el caso de las mermeladas tradicionales La Pauleña. Un amplio surtido de compotas caseras que ahora esta empresa comercializa también online.

    En la provincia de Málaga, en la comarca de la Axarquía  y al pie de de las sierras de Tejeda, Almijara y Alhama se elabora el cabrito lechal siguiendo los pasos de la cocina tradicional.

    El itinerario gastronómico continúa por la Sevilla rural donde no puede faltar el pan, aceite de oliva virgen extra y los aderezos en donde la estrella sigue siendo la aceituna de mesa. El GDR del Aljarafe Doñana ha apoyado una empresa dedicada a la elaboración de embutidos de una forma tradicional.