La Fundación Hazi Fundazioa y la Diputación Foral de Gipuzkoa son dos de las entidades que participan en el proyecto POCTEFA Ecogyp, una iniciativa con la que se pretende cooperar con todos los territorios pirenaicos para mejorar la eficiencia en la conservación de las rapaces necrófagas y su conciliación con las actividades agroganaderas. En este proyecto participan administraciones públicas, investigadores, entidades de apoyo al sector agrario y de conservación de biodiversidad de ambos lados de la frontera franco-española.

Ecogyp es una iniciativa de cooperación transfronteriza financiada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y enmarcada en el Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020).

Por primera vez, todas las regiones pirenaicas -desde el Mediterráneo al Atlántico- van a trabajar de manera conjunta

Durante los tres años de duración del proyecto, la Fundación Hazi Fundazioa y la Diputación Foral de Gipuzkoa trabajarán de forma conjunta con el Gobierno de Navarra, la Diputación Foral de Álava, la Ligue pour la Protection des Oiseaux (LPO/BirdLife), la Fundación Catalunya-La Pedrera y el Gobierno de Aragón para afrontar, en el marco de este proyecto, la problemática que las rapaces necrófagas y sus hábitats presentan en el ámbito de los Pirineos.

La colaboración entre las administraciones y las regiones para preservar la biodiversidad en los Pirineos viene de lejos, pero ECOGYP aporta un importante valor añadido y de diferenciación frente a iniciativas anteriores. Por primera vez, todas las regiones pirenaicas -desde el Mediterráneo al Atlántico- van a trabajar de manera conjunta para desarrollar un marco de gestión sostenible de las poblaciones de rapaces necrófagas, reforzando los vínculos con otros actores socio-profesionales del espacio pirenaico.

Quebrantahuesos, alimoche común, milano real, buitre leonado y buitre negro son las rapaces necrófagas consideradas en Ecogyp. Estas especies y sus hábitats están presentes en todo el espacio geográfico abarcado por el programa POCTEFA, proporcionando importantes beneficios a los ecosistemas y también a la población humana. Son aves emblemáticas, raras en otras partes de Europa, y se encuentran protegidas por la legislación. No obstante, están seriamente afectadas por un buen número de amenazas (envenenamientos, molestias en las zonas de nidificación, electrocución y colisión, deterioro del hábitat, disponibilidad de comida…).

Para afrontar las problemáticas de conservación que afectan a las rapaces necrófagas y sus hábitats, a través de este proyecto se van a poner en marcha actuaciones para el conocimiento, sensibilización y valorización de los servicios ecosistémicos que aportan estas especies y el fomento de la relación hombre–aves.

Los servicios ecosistémicos son los beneficios que los seres humanos obtienen de los ecosistemas y los procesos naturales. Así, las rapaces necrófagas retiran y reciclan la materia en descomposición procedente de la mortalidad de animales domésticos y silvestres que, de otro modo, se acumularía en los pastos, dificultando su utilización o favoreciendo la aparición de epidemias entre los animales. La ausencia o escasez de rapaces necrófagas obligaría a retirar artificialmente los cadáveres, con costes económicos y energéticos muy elevados. En Ecogyp se pretende diagnosticar, cuantificar y poner en valor estos servicios prestados por las aves.

Administraciones públicas, centros de investigación, operadores ecoturísticos y visitantes, así como ganaderos y otros agentes locales, trabajarán de manera coordinada para:
– Actualizar y completar el diagnóstico del estado de las poblaciones de aves necrófagas para diseñar medidas de conservación eficaces.
– Inventariar y cuantificar los servicios ecosistémicos asociados a la presencia de estas rapaces en el macizo pirenaico. Para lograrlo, se fomentará la colaboración con organizaciones de investigación en materia agroganadera.
– Impulsar la recuperación socio-económica de los territorios rurales, a través de la puesta en valor de sus recursos naturales tradicionales.
– Fomentar las alianzas entre entidades gestoras de espacios naturales protegidos y actores locales socio-profesionales, fundamentalmente ganaderos.
– Facilitar la creación de espacios para el diálogo (mesas de trabajo) para la definición e implementación de políticas, estrategias y protocolos comunes y coordinados entre diferentes regiones.
– Poner en marcha una plataforma en Internet que presente la situación de las rapaces necrófagas en todo el macizo pirenaico y que se configure como una gran base de datos de la biodiversidad.

En definitiva, la cooperación transfronteriza que propone Ecogyp busca renovar y fortalecer los lazos entre las personas y las rapaces necrófagas e influir de manera positiva para la cohabitación entre ambos. Ecogyp se enmarca en el Eje 3 del programa operativo POCTEFA encaminado a “promover la protección, la valorización y el uso sostenible de los recursos locales” y tiene un presupuesto de 2.188.765 €, financiados al 65% por los fondos FEDER. El presupuesto previsto para Gipuzkoa asciende a 125.432 €.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here