El PSOE pide a la Junta ayudas para agricultores afectados por el pedrisco

0
6

EFE.- La portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Socialista, Blanca Fernández, realizó el sábado este anuncio después de que Agroseguro indicara el viernes que las tormentas de granizo del mes de mayo han causado daños en más de 22.500 hectáreas aseguradas, lo que la convierte en la comunidad más afectada por este fenómeno meteorológico.

Esta petición se realizará a través de una iniciativa que llevará el PSOE a las Cortes regionales, en la que los socialistas esperan conocer las medidas que piensa adoptar el Ejecutivo regional para minimizar los daños causados por las inclemencias meteorológicas.

Fernández opinó que el Gobierno regional "ha dejado al sector en la estacada" al recortar a la mitad las ayudas para la contratación de los seguros agrarios, una circunstancia que junto a su encarecimiento, ha provocado que múltiples profesionales del campo no hayan podido asegurar el cultivo de sus tierras.

Por lo tanto, la portavoz socialista de Agricultura lamentó la desprotección y el desamparo del sector agrario e instó a la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, a que dé una respuesta "inmediata" a esta situación.

Y añadió que "un sector estratégico para Castilla-La Mancha y para su desarrollo como es la agricultura merece siempre el máximo compromiso por parte de la Junta de Comunidades, pero más aún si cabe en estos momentos tan críticos", en los que a la crisis económica se sumó el daño producido por el pedrisco.

Fernández también hizo alusión a la situación de la empresa pública de Gestión Medioambiental (Geacam) y pidió "reflexión y serenidad" a la consejera de Agricultura y a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal.

"¿Cómo se puede anunciar el cierre del Geacam y además un recorte del 20 por ciento en la campaña de extinción de incendios?", se preguntó Fernández.

Según Fernández, no se puede afrontar una campaña de extinción de incendios "con menos medios, menos recursos, mayor inseguridad para los trabajadores y, lo que es casi un insulto, decirles que en octubre prácticamente están en la calle".