El recibo de la luz de los regantes subirá un 40% en menos de seis meses

0
4

     El presidente de Coreca denunció que con esta nueva subida, que se producirá a más tardar en enero de 2015, "se vuelve a atentar contra el futuro de la agricultura en la zonas regables, y más concretamente en los cultivos hortícolas de invierno, tales como patatas, zanahorias, hortalizas e incluso la remolacha. Éstas son precisamente las que más valor añadido tienen, más mano de obra producen y donde está el futuro del sector". Según Siles, los cultivos extensivos como el algodón y la remolacha "van a menos y está claro que no tienen futuro ninguno".

    "Por poner ejemplo, comunidades como Monte Algaida, que tiene muchísimos cultivos hortícolas, van a tener que pagar un 40% más de energía en esos meses de cultivo", argumentó Siles antes de añadir que "esto vuelve a ser un atentado, el ‘tarifazo dos’. Ya tuvimos el primero el año pasado en el que se nos aplicó con cinco meses de carácter retroactivo un incremento que supuso entre el 15 y 40% dependiendo de la comunidad. El de ahora supone a comunidades que tengan como peso específico la hortícola incrementos del 40% en esos meses".

Si se suman los dos ‘tarifazos’ la subida puede alcanzar el 60%

    Así, sumados los dos ‘tarifazos’, algunas comunidades podrían hablar hasta de un 60% de subida, unas cifras que Siles tildó de "insostenibles para la agricultura". Solo en la Costa Noroeste, el ‘tarifazo uno’ con un promedio del 15% supuso "500.000 euros más al año. Es prácticamente un segundo canon, como si no costara ya pagar el de regulación", según el presidente de Coreca.

     Las comunidades de regantes llegaron incluso a manifestarse ante la sede de la Delegación del Gobierno en Sevilla el pasado año debido al ‘tarifazo uno’. En este sentido, Jacinto Carrasco explicó que hasta ahora "nos han dado la callada por respuesta. ¡Bueno -exclamó al mirar la mesa-, se puede decir que este segundo ‘tarifazo’ es su respuesta!". El portavoz de los regantes guadalcacileños recordaba que "lo que se pedía es un IVA reducido y al final nos quedaremos sin esa reducción y sin la tarifa especial para los regadíos", vaticinó antes de declarar que "de hecho, hay comunidades de regantes que se están planteando el abandono de la modernización".

     El problema se hace más patente en comunidades pequeñas, las grandes "como Guadalcacín o Costa Noroeste reestructuraremos toda nuestra facturación para intentar paliar lo posible todo este incremento. Sin embargo, las pequeñas donde los cultivos de invierno tienen un peso específico muy importante les va a suponer miles y miles de euros", explicó Siles.