El reparto del agua del Segura crea una guerra entre regantes con acusaciones de "pelotazos"

0
22

      El secretario general de UPA CLM, Julián Morcillo ha ofrecido una rueda de prensa en el Ateneo Albacetense con miembros de su ejecutiva y con representantes de los regantes de Agramón (Hellín) para anunciar que va intensificar la campaña “AGUA DE DONDE SOBRA A DONDE FALTA, ¿Y LA NUESTRA, DÓNDE ESTÁ?”. Como han recordado, un año después de su inicio, el objetivo es el mismo, “denunciar las injusticias que en esta materia se están cometiendo con los regantes, esta vez del Alto Segura, con las decisiones que están tomando nuestros gobernantes”.

     Desde UPA Castilla-La Mancha han recordado que su postura fue radicalmente en contra del Plan de cuenca del Segura, que se aprobó en julio, “por eso mostramos todo nuestro apoyo a la Plataforma de Regantes y Usuarios de la Cabecera del Segura, que han presentado un contencioso contra dicho plan y que ha sido admitido a trámite por el Tribunal Supremo”.

     La organización agraria ha insistido en que también apoyan la decisión de la Plataforma de Regantes y Usuarios de la Cabecera del Segura para presentar otro recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo de la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), de declaración de sobreexplotación y establecimiento de medidas cautelares en la masa de aguas subterránea Tobarra-Tedera-Pinilla, que pretende dejar prácticamente de secano una zona de 151,48 km2, donde solo van a poder utilizar 1,6 hm3 al año, de los 25,4 hm3 de derechos que tienen reconocidos en la actualidad.

El origen de un “atropello contra los regantes de La Horca-Minateda y Agramón”

     Concretamente, UPA ha querido respaldar a los agricultores de Hellín y denunciar el atropello que han sufrido los regantes de La Horca-Minateda y Agramón por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura (dependiente del Ministerio de Agricultura) y por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha.

     "Un agravio comparativo injustificable", según la organización, provocado por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, que el pasado jueves 12 de febrero aprobó el decreto por el que se declara de Interés Regional la transformación en regadío de 862 hectáreas de secano en el término municipal de Hellín (Albacete), en concreto en la pedanía de Cancarix y a favor de la SAT Regadíos del Sur de Hellín, hoy Agrícola Cancarix S.A.

     “Ésta que aparentemente parecía una buena noticia, pues todo lo que sea apuesta por el regadío en nuestra región es positivo, esta vez ha obedecido a ciertos intereses particulares que no corresponden con el fin social que se debía haber tenido en cuenta”, señala la organización.

      Ante este panorama, los regantes históricos irán a los Tribunales. Así lo ha declarado el presidente de la SAT de Riego Mayorazgo de Agramón, José Manzanedo en representación de los 353 regantes de La Horca-Minateda y Agramón, con una superficie de 886 hectáreas destinadas a regadío social, principalmente en el cultivo de olivar. Manzanedo ha explicado que son riegos declarados de Interés Nacional, y cuyos titulares llevan varios años pidiendo y suplicando a la CHS y a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, “la necesidad de atender sus peticiones de adjudicación de nuevos caudales que palien sobre todo los problemas de salinidad de sus tierras como consecuencia de la mala calidad de las aguas con las que riegan”.

El agua será para fincas de secano propiedad "de terratenientes y familias influyentes"

     Sin embargo, no solo no se han atendido sus demandas sino que ven que la declaración de Interés Regional que ha hecho el Gobierno de Castilla-La Mancha, es el “trámite necesario para que estos 2,45 hm3 de agua que la CHS tiene que adjudicar en compensación por la filtraciones del túnel del Talave-Cenajo, se van a destinar a particulares dueños de una basta tierra de secano en la zona de Cancarix,  862 hectáreas, cuyos propietarios son principalmente, potentes mercantiles y grandes terratenientes, entre los que se encuentran algunas familias muy influyentes políticamente", según denuncia UPA.

     La declaración de Interés Regional es el “trámite necesario” porque es la única manera de que el agua pueda llegar a estas tierras. Con esta declaración se intenta salvar los aspectos legales de esta concesión, dando prioridad a la ampliación de nuevos regadíos especulativos, frente a la redotación de los regadíos históricos o regadíos sociales, que vienen demandándose para garantizar sus cultivos".

    El secretario general de UPA CLM ha insistido en que los recursos" no pueden destinarse a ampliación alguna de regadíos por cuanto no existe ninguna superficie pendiente de ampliación en el Plan de Cuenca y dichos recursos deben tener como primera finalidad la del desarrollo y mejora de regadíos existentes en Hellín, y si sobran para atender riegos sociales".

     En su opinión, con esta declaración de Interés Regional "se quiere sortear toda la legislación actual y de esa forma considerar como prioritarios para el acceso a esos recursos a estas mercantiles con intereses especuladores y negárselos a los regantes históricos y a los riegos sociales, entre otros a los que hoy aquí representa José Manzanedo. A nuestro entender esto es un pelotazo en toda regla y además una traición a los regantes y riegos tradicionales y sociales de Hellín".