El restablecimiento de la vacuna por la ‘lengua azul’ se debe a focos “aislados”

0
10

    En su opinión, llevando a cabo un "control" no hay razón para la "alarma", por lo que ha solicitado a la Administración que afronte los gastos de las vacunas.

     "Sería ideal para los ganaderos que el Gobierno se haga cargo de este desembolso, debido a la actual situación de crisis económica, de recortes, precios bajos y costes de producción elevados", ha explicado López Gimón.

     El presidente de la asociación Ganaderos del Reino, Enrique de Muslera, ha coincidido en la necesidad de una financiación estatal para la vacunación, al tiempo que ha añadido que la enfermedad está "bastante controlada" pues las cabañas están "más o menos inmunizadas" gracias a las campañas de años anteriores.

     De Muslera ha explicado a la Agencia Efe que el año pasado se produjeron vacunaciones "voluntarias" en algunas explotaciones -"aunque no en todas"-, ha advertido.

     Ambos expertos recuerdan que existen "explotaciones centinelas" donde de forma periódica se hacen analíticas a los animales para detectar si el virus puede volver a estar presente.

     La normativa del Ministerio de Agricultura fija con esta orden nuevas zonas restringidas tras declararse España libre de focos del serotipo 8 desde noviembre de 2010, pero vuelve a establecer como obligatoria la vacunación frente al serotipo 1 en las zonas de mayor riesgo.

300.000 vacunas gratuitas en Extremadura


    Por su parte,
la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía ha facilitado 300.000 vacunas de forma gratuita a los ganaderos para la vacunación de sus reses contra la enfermedad de la ‘lengua azul’ en la zona norte de Cáceres.

    El Gobierno de Extremadura ha recordado en nota de prensa que el pasado año esta vacunación era voluntaria y sin restricciones de movimiento, por lo que se han detectado casos positivos de animales en otras comunidades distintas a las de su origen, según ha explicado.

     Así, ha manifestado que con la vacuna se pretende evitar que la propagación llegue a otros lugares, al tiempo que ha apuntado que el norte extremeño es una zona "muy propensa" a la aparición de la enfermedad porque el mosquito trasmisor de la misma tiene "una alta densidad".

    De este modo, el director general de Agricultura y Ganadería, Jesús Barrios, ha afirmado que si no se lucha contra esta enfermedad mediante la vacunación el problema puede convertirse en endémico.

    Por ello, la Consejería y el Ministerio, y también las regiones de Castilla y León y Castilla-La Mancha, en las zonas limítrofes con los casos detectados en Extremadura, han determinado vacunar contra el serotipo 1 de la ‘lengua azul’.

     Barrios ha mandado un mensaje de tranquilidad a los ganaderos de la zona porque "se han puesto los medios para erradicar la enfermedad", según ha apostillado, a la vez que ha concluido que se trata de que en el menor tiempo posible se pueda corregir la situación.