Las fuertes lluvias de los últimos días, que se han dejado sentir especialmente en zonas de Andalucía y el mediterráneo, siguen provocando que inicio de la campaña oleicola se siga retrasando, lo que está afectando a las cotizaciones del aceite de oliva por falta de actividad en las lonjas, que prefieren esperar a que arranque la campaña definitivamente y ver si se cumplen las perspectivas de aforo señaladas. Por eso,se han notado algunas subidas, más moderdas que la semana pasada, pero más repeticiones.

Así, el sistema Poolred, de la Fundación del Olivar, registró algunos incrementos, alñ fijar el lampante a un precio medio de 2.412, frente a los 2.303 euros de la semana anterior. Los aceites de oliva virgen se situaron en 2.472 euros (frente a los 2.438 de la anterior)  y los vírgenes extra se situaron en una media de 3.072 euros por tonelada (2.830 euros, la anterior).

Por su parte, fuentes de Oleoestepa señalan que  se está retrasando este año el inicio de la campaña, por lo que apenas hay oferta en el mercado. En consecuencia, el número de operaciones sigue disminuyendo. En cuanto a las cotizaciones, todas las categorías repitieron: el aceite lampante se situó en 2.450 euros por tonelada, en aceite virgen se cerraron operaciones a partir de 2.550 euros. En extra viejo ya no quedan existencias y el nuevo se mantiene a 3.500 euros por tonelada.

Mientras, el análisis de la evolución de las cotizaciones de los aceites vegetales del último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la semana 45, que va del 5 al 11 de noviembre, se registró una reacción al alza en los precios medios de los aceites de oliva respecto de la tendencia bajista anterior; tan sólo el aceite de orujo refinado baja un (-0,53%). Aceite de oliva refinado 1,74%, aceite virgen extra 1,19%, aceite virgen 0,84%, aceite lampante 0,54% y aceite de orujo crudo 0,28%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here